sábado, 25 de octubre de 2008

COUTHARD Y RED BULL ACELERARON EN LA 9 DE JULIO

Cerca de 80 mil espectadores se amontonaron hoy sobre la avenida 9 de Julio para presenciar el inusual espectáculo ofrecido por el piloto escocés David Coulthard, quien paseó a toda velocidad su auto Red Bull de Fórmula 1 por la avenida 9 de Julio. Es la primera vez desde 1998, cuando se disputó la última carrera en Buenos Aires, que un auto de esta categoría corre en el país. Coulthard, quien se retirará de la máxima categoría del automovilismo mundial en la próxima carrera en Brasil, la última del calendario, aceleró a fondo y dio trompos desde el Obelisco hasta la calle Marcelo T. de Alvear, en un circuito de un total de 1.400 metros. "La 9 de Julio es una calle hermosa, lamento las marcas negras que dejé con mis neumáticos", bromeó el piloto escocés una vez finalizada la exhibición. Con esos trompos que levantaron humo del asfalto porteño, Coulthard se ganó la ovación del público. "El asfalto está muy bueno... hay pocos saltos y son muy suaves", comentó antes de la prueba Julian Mills, quien es coordinador de Exhibiciones del Red Bull Racing. Los pocos saltos que había, el escocés los borró con sus frenadas. A los 37 años y siendo el piloto más veterano de la Fórmula 1, Coulthard se despedirá de la actividad dentro de ocho días, en el Gran Premio Brasil, tras una larga trayectoria en la que ganó 13 competencias de la máxima categoría del automovilismo mundial. Tras su retiro, seguirá formando parte del equipo Red Bull como asesor. "Es increíble estar acá, mi primera pole position la hice acá hace muchos años y tengo amigos en esta ciudad. Me encantó visitar la Argentina, la gente es muy amistosa, por la calle me reconocían todo el tiempo", declaró el escocés.

Entradas populares

Buscar

Archivos