martes, 28 de octubre de 2008

"Me quiero ir de vacaciones"

Aturdido y confundido por su presente en Turismo Carretera, donde quedó muy lejos de la punta de la Copa de Oro, Juan Manuel Silva puso play anoche en Ultima Vuelta y descargó todas sus penas delante de las cámaras. Un relato conmovedor. Había aguantado demasiado Juan Manuel Silva desde aquel maldito mes de agosto, cuando la ACTC anunció la implementación del Play Off para definir al campeón 2008 de Turismo Carretera. Aquella vez, el Pato prefirió el perfil bajo, hizo introspección y recién esbozó tibias declaraciones el mismo viernes del inicio de la Copa de Oro en San Luis. Por supuesto, la procesión le iba por dentro, ya que la enorme cantidad de puntos que llevaba a su favor (casi 50), súbitamente quedó reducida a tan sólo siete unidades. Así, el chaqueño logró sostener la punta del mini torneo sólo en la primera fecha, pero en adelante fue el insostenible ritmo de la Chevy de Ortelli, atendida también por el Firestone JP Racing, lo que hizo estragos en el parque del TC para con dos podios (San Luis y Olavarría) y una victoria en Paraná treparse a la punta de la Copa. Anoche, Silva se sentó en el lugar que cada lunes por la noche le reserva la mesa de Ultima Vuelta (Fox Sports) y angustiado por la realidad de su cuarto puesto en la reválida por el título, a 22,5 puntos del líder, el Pato prendió el ventilador. Y dijo demasiado: "Estoy cansado, me apabullaron. Quiero irme de vacaciones. Creo que mi estado de ánimo es demasiado bueno para como debería estar. Todavía no entregué el título, las carreras hay que correrlas". Fue sólo un adelanto del Pato, que con la mesa completa como testigo, incluidos el propio Ortelli y Rafael Verna (con quien había tenido un encontronazo en Olavarría), continuó diciendo: "Todo el mundo me habla de lo mismo las 24 horas. Siempre surge el tema del Play Off. El potencial no es el mejor para encararlo, no es el 100 por ciento. Muchos me preguntaron por qué estuve tan distante con la prensa en Paraná, pero es lo que me sale. En algún momento pediré disculpas, pero pido un poco de compasión. Basta de Play Off. No pido auxilio, pero sí quiero que esto termine. Necesito estar con mis hijos". Poco antes de terminar con su monólogo, el ganador de la fase regular dejó bien en claro cuál será su posición de aquí al final del torneo. "Cuando surgió lo de la Copa de Oro busqué diferentes alternativas. Primero fue el perfil bajo y me atacaron. Cuando hablé, también se molestaron. No tengo ningún problema con Ortelli, con él me une una relación bárbara y lo único que no comparto es la marca. Pero haré todo lo posible para que el campeonato lo gane un Ford, aunque no sé si seguiré en el equipo", cerró Silva. ¿Qué será de él en 2009?

Entradas populares

Buscar

Archivos