jueves, 9 de octubre de 2008

WRC:PLAN DE SALVATAJE DE LA FIA

Debido a los grandes gastos que origina para las marcas y a la escasa incidencia mediática que sufre en estos días, la FIA ideó una alternativa para salvar al Mundial de Rallies. Autos más baratos para que se sumen nuevas terminales sería una de las soluciones. El panorama del Mundial de Rallies es desolador. Su incidencia mediática descendió de manera alarmante y las marcas no se encuentran a gusto gastando enormes cantidades de dinero en un negocio que no es rentable publicitariamente. Es, por tanto, momento de reinventarse, de buscar una alternativa que haga reflotar la imagen de la competición más espectacular y plástica de todas las que existen en el mundo motor. La FIA ya tiene el plan B que permita la resurrección de la competición. La idea es acabar definitivamente con los actuales y carísimos WRC y sustituirlos por los S2000 plus, coches mucho más baratos y de parecida potencia que derivarían a partir de vehículos de serie y no de prototipos como en la actualidad. Estos coches deberían convivir con los actuales WRC hasta 2010, que serán jubilarlos en 2011, y su base estaría en los actuales Super 2000 pero con turbocompresor y alerón trasero sobredimensionado. Además, se reunirán en un solo grupo los actuales Grupo N y S2000. De esta manera se produciría una involución tecnológica pero se reducirían drásticamente los costos, ya que un WRC tiene un costo de alrededor de 1,1 millones de euros, mientras que un S2000 rondaría los 170.000. Si a eso se une la reducción de pruebas en el calendario ha hecho que muchas marcas hayan visto un panorama alentador para entrar en el campeonato. Hasta ahora, sería casi segura la entrada de grandes marcas como Fiat y Peugeot, pero otros como Volkswagen están preparando su novedoso Sciroco S2000 para entrar en 2010 en el Mundial y Opel tiene ya en circulación un Corsa S2000. Esta posibilidad es todavía un proyecto de la FIA, pero tiene muchas posibilidades de convertirse en realidad antes de final de año, ya que la respuesta de muchas marcas importantes ha sido tan positiva que existe el convencimiento de que el Mundial volvería a vivir tiempos de bonanza. Los S2000 ya están compitiendo en el IRC, el campeonato paralelo al WRC, en el que las marcas se están encontrando más a gusto al ver que la confección de estos coches les permite un gran margen de maniobra económico, ya que el gasto es asequible para cualquier marca. Lo que también se busca con el cambio de coche y de normativa es reeditar las viejas pugnas entre cuatro o cinco pilotos cada temporada y no las monótonas rivalidades entre dos pilotos y dos marcas que son las únicas competitivas. Además, la FIA quiere dotar al Mundial de un mayor impacto televisivo.

Entradas populares

Buscar

Archivos