SE VIENE EL DESAFIO DEL AÑO

El múltiple campeón del automovilismo Juan María Traverso tratará de superar con un BMW 5 a un Turismo Carretera, durante un desafío que se realizará el próximo domingo durante la programación de la anteúltima prueba del año de la tradicional categoría en el autódromo Roberto Mouras, de La Plata.

El Flaco empezó a tirar la lengua, como para ver hasta donde se enojaba Oscar Aventin, presidente de la ACTC. ¿El mensaje de Traverso? Que los autos de TC eran lentos, que tendrían que tener 150 ó 200 caballos más y que los pilotos que los manejaran tendrían que ser super pilotos. El Puma engranó enseguida. El desafío de Aventin fue ante las cámaras, micrófonos y libretas de varios medios en la carrera de Potrero de los Funes, en pleno invierno. Sin embargo, tardó meses en madurar. Y aunque pocos creían que se daría en pista, Traverso aceptó: intentará con un auto alemán de última tecnología bajarle el tiempo a un auto de TC.

"Fue algo que empezó en broma cuando yo le dije a Oscar que un auto de calle andaba más rápido que un TC, que al Turismo Carretera le faltaba potencia. El Puma se calentó y enseguida me desafió y yo lo acepté", contó el Flaco en la transmisión radial de Carburando. Será en La Plata, el fin de semana del 5 y el 6 de diciembre, cuando se corra la penúltima fecha del campeonato y la Copa de Oro.

"No creo que sea el circuito ideal. Si fuera en el autódromo de Buenos Aires les gano seguro, ja. Pero la verdad es que voy a estar en La Plata y el sábado previo a la carrera voy a dar un par de vueltas con el BMW. El domingo voy a dar cinco vueltas y voy a tomar la mejor. Si estoy entre los tres primeros a lo mejor largo", bromeó Traverso, que hoy está concentrado en sus charlas con la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

El desafío nació de otra manera. Aventin lo había retado a picar, mano a mano. El Puma con un TC y el Flaco, con el BMW. Finalmente será de otra manera. Más que nada, por una cuestión de seguridad. El séxtuple campeón de Turismo Carretera saldrá en un BMW M5 (el motor de 5.000 cc es un derivado del V10 que usó el equipo germano en la Fórmula 1) e intentará bajarle el tiempo al poleman del fin de semana. Es posible que en la larga recta de autódromo platense, el Flaco tenga ventaja, ya que sin limitador, el M5 rozará los 300 km/h. Un TC apenas supera los 260 km/h en el Mouras, pero en la zona trabada, andará más rápido el Dodge de Fontanita o el Torino de López.

Publicar un comentario

0 Comentarios