TRAVERSO NO PUDO

Juan María Traverso, a bordo del BMW M5, no pudo bajar el tiempo de Diego Aventin del viernes y quedó a 14 segundos del Pumita.
Otra vez Juan María Traverso aceptó encarar el Desafío del Año en la llamada Gran Revancha entre un BMW M5 y un auto de la máxima categoría del automovilismo nacional. Y nuevamente el representante del Turismo Carretera fue más veloz en la suma de todos los parciales, al igual que lo ocurrido hace 15 días en La Plata.
Esta vez el Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires tuvo el tiempo de Diego Aventin, quien el viernes con el Ford había marcado 1m40s930. Mientras que el Flaco de Ramallo registró 1m54s930, 14 segundos más exactamente.

Ahora, la próxima actividad del “Flaco” será el miércoles, cuando se suba luego de mucho tiempo a un auto del TC, y pruebe en el Mouras de La Plata el Torino que alista el equipo HAZ Racing y que condujo en esta temporada José María López.

Publicar un comentario

0 Comentarios