Canapino y Bisceglia se quedaron con la carrera de la HIstoria

La dupla Agustín Canapino-Claudio Bisceglia (Mercedes) aplazó hoy la definición del campeón de la Copa América de Top Race al adjudicarse en el autódromo "Roberto Mouras" de La Plata la quinta y penúltima final de ese torneo que se definirá en San Juan el próximo 16 de julio y que tiene a Guido Falaschi, líder de las posiciones, como máximo candidato al título.



(La Voz del Interior) En la segunda edición de "La Carrera de la Historia", ante un buen marco de público, la dupla Juan Manuel Silva-Oscar Fineschi (Mondeo) ocupó el segundo escalón del podio y Sergio Alaux-Ricardo Joseph (Passat) se ubicaron terceros; mientras que Falaschi y José Luis Di Palma (Mondeo) terminaron en el noveno lugar del clasificador de la final.

Contraste fue lo que presentó el fin de semana para un Falaschi que el sábado se encerró en su motorhome y a pura lágrima demostró su tristeza por lo que creía una oportunidad desperdiciada de consagrarse campeón.



En la clasificación, el "Principito" cometió un error que dejó su Mondeo en el pasto, fuera del Sprint y último en la grilla de largada para la final.



Ya en la carrera decisiva de titulares, en la que Silva con un paso fenomenal a Canapino se quedó con la punta y la victoria de ese segmento, Falaschi se adelantó en gran remontada hasta el lugar 14 y sólo restaba que José Luis Di Palma sumara los puntos necesarios pasar de "Príncipe" a "Rey".



Las lágrimas se transformaban entonces en una leve sonrisa.



La mayor amenaza del santafesino hasta ese momento, debido al problema en la bomba de nafta que complicó a Norberto Fontana y lo llevó hasta el puesto 28 en la final de titulares, era el arrecifeño Juan Cruz Alvarez, pero todo cambió con el despiste de su dupla Okulovich.



A partir de allí, y sobre todo después de la maniobra sensacional con la que Bisceglia superó a Fineschi y se encaminó hacia la bandera a cuadros con el "uno" en su poder, la sonrisas en el Sportteam se hicieron cada vez más amplias.



Es que Canapino se metía en la lucha seria por el título y Falaschi, que con ese resultado no podía ser campeón, se relamía de todas maneras por la ventaja con la que llegará a San Juan. La leve sonrisa ya era carcajada.

Publicar un comentario

0 Comentarios