El nuevo Silverstone ha quedado inaugurado

Aunque el estreno para la Fórmula 1 recién tendrá lugar en el mes de julio, la jornada de hoy marcará para siempre el renacimiento de Silverstone en el calendario mundial. No hubo corte de cintas ni mucho menos el descubrimiento de un monumento (más allá de que Silverstone en sí es todo un monumento) pero si una vuelta del Príncipe Andrés, Duque de York, al nuevo trazado en un biplaza de la máxima categoría.


(MUNDO EFE UNO) Silverstone ahora tiene 760 metros más, dos rectas unidas por nuevas curvas que pasan por lo alto de la zona conocida como la curva del puente y nuevos nombres. Todos estos giros han sido renombrados como Village, Wellington Square, The Loop y Aintree. Costó unos cinco millones de libras este bautismo, costó muchas horas de insomnio y nerviosismo porque antes de la remodelación del circuito, hubo días que fueron de Donington Park.

Pero Silverstone es Silverstone y no Donington Park y acá estamos hablando del gran cambio de Silverstone y no palpitando el regreso de Donington al calendario.



"El trazado ofrece una mejor visualización, mayor capacidad de conducción y muchos retos, todo manteniendo el carácter de alta velocidad del circuito. Estamos reconfigurando la forma del circuito, este es el primer año de un desarrollo de dos años. Esperamos que eso proporcione muchas mejoras para los espectadores, una mayor capacidad y más emoción y retos para los pilotos", declaraba Damon Hill, el presidente de la British Racing Drivers.



Por su parte, el duque de York, representante especial del Reino Unido para Comercio e Inversión Internacional, expresó su agradecimiento por haber sido nombrado miembro honorario del British Racing Driver's Club. Haciendo hincapié en que "la razón real por la que estoy aquí apoyando a Silverstone y al BRDC es porque el alto despliegue de ingeniería es sumamente importante para la economía británica".

Publicar un comentario

0 Comentarios