"África nos echó y aquí nos sentimos queridos"

El Director de Dakar dejó mas que claro que la vuelta al continente africano es casi una utopía y lo fuerte que sigue sonando America del Sur para el verano 2012. Además, resaltó la nueva motorización de las motos y la dificultad de los Way Points.



Etienne Lavigne habló con el diario español AS y alli se abaraja la posibilidad de que otra competencia del mítico rally Dakar en tierras sudamericanas. Más allá del cariño del público al paso de la competencia, la desición de no volver al continente africano responde a motivos políticos (recuérdese la amenaza de atentados al rally por parte de Al-Quaeda) y tambien las modificaciones en la motorización de las motos y los  puntos de enlace. Veamos.



-Hay dos grandes cambios. Uno, las motos pasan de 690cc a 450cc pese a las críticas.

Es una de las mejores cosas que podíamos hacer. Seguimos velando por el espíritu del Dakar. Esta norma va a favor del espectáculo. Las Aprilia, BMW, Sherco, Yamaha y Honda animarán la competición. Este cambio es mejor para los pilotos, la prensa, el aficionado Todos están contra nosotros, pero cuando sabes que tienes que hacer algo importante no puedes echarte atrás por el qué dirán.







-Segunda novedad: bajar de tres kilómetros a 800 metros el radio para los 'way points' escondidos.

Y eso también mantendrá la competición viva. David Castera (director deportivo), clave en estas modificaciones, cree importante aumentar la competitividad. Y lo de los WPM hace crecer el nivel de dificultad. La velocidad no es el único elemento importante. El piloto es quien debe saber evaluar el riesgo. Despres y Coma, por ejemplo, tienen una visión global. Pero esto es un conjunto de cosas: la parte física, la experiencia como piloto, la navegación, la inteligencia Y luego está la moto, obviamente.



-Falta un día para arrancar, pero ya se habla de 2012. Volverá a ser en Suramérica. ¿Nos olvidamos ya de África?

Nuestro deseo es volver allí, pero aquí nos sentimos muy queridos. Queríamos volver a África, pero

Gadafi lo impide. No sólo es cuestión de si Gadafi lo quiere o no en Libia; ahí tenemos lo de los turistas o cooperantes, algunos españoles, secuestrados en Mauritania. Poco a poco nos fueron echando de África, como si barrieran de Este, con Egipto o Libia, al Oeste, con Argelia o Marruecos. Y nos echaron al mar y no nos quedó más remedio que venir a Suramérica.



-Otra maldad. ¿De verdad quieren ustedes que Peterhansel gane su décimo Dakar porque es francés?

Yo, al igual que toda la organización, sólo quiero que el mejor piloto esté en el podio final, da igual que sea francés, español o argentino. Lo que es bueno es que se mantenga la emoción hasta el final, como el año pasado con Sainz y Al Attiyah, no de qué país sean los vencedores.





FOTO: agencia efe

Publicar un comentario

0 Comentarios