Trivigno: "Tengo más ganas de correr que antes"

Quisimos saber qué fue de la vida de Esteban Trivigno. El balcarceño, notable protagonista de la Grupo Uno Monomarca, tiene en venta su Fiat 128 de carrera a fin de concretar un proyécto sólido para el año próximo. ¿Turismo Nacional, TC Mouras o correr en los zonales del Atlántico? Es incierto, pero concreto que Trivigno tiene más ganas de correr que nunca.



¿Ausente? Quizás. Lo cierto que Esteban Trivigno encaró el 2011 con ganas de correr a nivel nacional en la clase 2 del Turismo Nacional. No se dió por cuestiones familiares y ahora el ¿ex? piloto de la Monomarca 1100 del Atlántico planea para este año juntar los esfuerzos para correr en otra categoria de trascendencia nacional para el próximo año y no descarta que sea sobre un TC Mouras. Eso si, acepta encantado alguna invitación que le ofrezca algun piloto amigo en correr las dos horas del zonal, en cualquier categoría que las organice.



Desde la redacción de El Reten decidimos hacerle una visita a Trivigno para saber de su presente. En una charla previa en el comedor de su casa a fin de entrar en clima, "el Rata" Trivigno (así es conocido en el ambiente tuerca) nos concedió una linda nota en la que no se guardó nada y hasta incluso se sintió suelto y cómodo en la charla. Veamos:



"Estamos tratando de hacer las cosas bien para arrancar el año que viene en la categoria que arranquemos para hacerlo bien. Nos tomamos todo el año libre. Por ahora lo que tenemos previsto es que si sale alguna invitación correr las dos horas, en cualquier categoría. Y si no esperar todo el año para terminar de hacer las cosas bien y el año que viene arrancar con todo en la categoría que arranquemos".



- En la Grupo Uno Monomarca corriste dos temporadas e incluso fuiste la revelación en tu primer año en la categoría. Este año te tocaría el N° 7 ¿Hay alguna posibilidad de que corras alguna carrera de acá a lo que resta del año?

-Por ahora no. El auto está en venta, no lo quiero usar por el tema que si pasa algo sería una lastima porque el auto no tiene ningún golpe. Tiene 16 carreras y está nuevo. En esas 16 carreras estuve siempre entre los cinco o diez de adelante. La idea sería no correrlo y tratar de venderlo. Pero nadie promete de que por ahí después de las dos horas se me ocurra volver a correr en la Monomarca y me suba al auto. El auto está armado, está como terminé de correr en Mar del Plata. Solamente no lo queremos tocar por eso, no porque no tenga ganas sino que no quiero que no le pase nada malo.



-¿Las ganas están intactas?

-Si, tengo más ganas de correr que antes (se rie). Estamos tratando de que las cosas salgan bien y no hacerlo a las apuradas.



-En un momento quisiste correr en la Top Race Junior y ahora estas encarando un proyecto para correr en Turismo Nacional en la clase 2 ¿Cómo está ese proyecto?
-Ahora está parado. Cuando quisimos arrancar con el Top Race Junior estaba todo armado: las publicidades, todo, como para empezar a correr. Salió el calendario nuevo del TR, supuestamente se iba a correr en Chile, en Uruguay, en un montón de lugares que no eran dentro de Argentina y había que viajar muchísimo. Por razones familiares y por los viajes preferimos suspenderlo y hacer otro año en la Monomarca. Salió lo del Turismo Nacional porque nos ofrecieron varios autos y entonces lo que hicimos fue para el auto de Monomarca y pensar bien las cosas para ver que decidimos: si vender el auto y entrar armar un Mouras nosotros y hacerlo nosotros en el taller. Ya quedó demostrado que el auto de Javier Giuliano, el de Juan Campos, el mío y todos los autos que se han hecho en el taller han quedado adelante asi que no tengo miedo de que me hagan un Mouras en el taller. O sea, la idea sería que lo hagan ellos porque les tengo mucha confianza y sé que lo van a hacer andar. Queríamos tratar ahorrar un poco en lo que se gasta en el Turismo Nacional con los viajes. Correr en Viedma y después ir a correr en Santiago del Estero es una locura, entonces es preferible hacer las cosas tranquilo: tratar de vender el auto y tratar de empezar armar un Mouras en el taller para que el año que viene podamos estar corriendo o si no se puede estar corriendo todo el año se correrá algunas carreras. Pero por lo menos para avanzar algunas categorías y poder mostrarse un poco más uno.


-Estas hablando de armar un auto de TC Mouras ¿Es un proyecto que se te ocurrió hacer o es un proyecto que te presentaron?

-Hace tiempo que estaba el proyecto de armar un Tc Pista Mouras. Lo que pasa es que me han ofrecido tantos autos para TN que nos empezamos a meter con el Turismo Nacional hasta que vimos que con el tema de los viajes era lo mismo que el Top Race. Yo lo que no quiero hacer es viajar tanto, por temas familiares no quiero viajar lejos ya que quiero estar cerca de mi familia. Es más que nada por eso que no he decidido correr en TN ni en TRV6 Junior solamente y unicamente por el tema familiar de no querer viajar lejos, no por otra cosa. El presupuesto para correr en TR estaba, era una gran posibilidad de mostrarme pero bueno, prefiero la familia antes que el auto de carrera. Si hacemos lo del Mouras estaría re contento porque es un auto grande, se corre en Nueve de Julio, en La Plata, Olavarría y no creo que en otro circuito más…



-Hay que agregar Buenos Aires, posiblemente…

-Sí, pero es dentro de la provincia. No tengo que viajar a Uruguay a correr una carrera y me pase algo que me tenga que volver.



-Volviendo al Mouras ¿Tenés el corazoncito en una marca o te subis a alguno que te presentan, para desarrollarlo, testearlo y esas cosas?

-El corazon en Chevrolet. Desde que nací soy de Chevrolet. Del primer auto de que me acuerdo y que me subí en mi vida fue la Chevy negra que tenía Cocho Lopez. Yo creo que desde ahí arrancó el cariño por Chevrolet. Es la que destrozó acá en Balcarce cuando le dio a las piedras. Ese día yo le llevé un regalito: le hice un dibujito mío con él y mi papá. Cocho se lo guardó en el bolsillo y me dijo “cuando suba al podio te llevo conmigo”. Él largaba entre los de adelante asi que no era muy complicado que llegara al podio. Pero bueno, se vió en la filmación de Autorama que voló el pedazo de motor para un lado, el auto se destrozó todo. Después me hice hincha del Flaco Traverso cuando él corría en la Chevy. Por suerte los pilotos que a mi me gustaron siempre se subieron a una Chevy y siempre el cariño está con la marca pero, es como todo. Si la plata no alcanza para armar una Chevy se hará otro auto. Y si me ofrecen otro auto para correr yo tengo ganas de correr. Me den un Falcón o me den un Citroen yo corro igual, no tengo dramas. Si se pudiera arreglar el tema de la plata quisiera armar un Chevrolet.



-Lo tenes a Carlitos Sanchez aca nomás, te podría dar una manito también…

-Algo de Chevrolet debe saber (risas). La verdad que estaría chocho si Carlitos me hiciera los motores de la Chevy.



-El año pasado Raul “Pinocho” Idiart te acompañó a muchas carreras colaborando y dandote una manito. Ahora que él se anima a correr ¿Te gustaria colaborar en su equipo asesorandolo, acompañarlo, ayudándolo?

-Yo soy más introvertido en el sentido de que cuando las cosas no son mías no me gusta meterme. O sea, no meterte es ayudar, porque normalmente uno el auto de carrera lo hace con mucho esfuerzo. Y por ahí de corazón le decis “hacé tal cosa” y salió mal, le arruinas todo el trabajo de la familia de todo el año y por eso no me gusta mucho meterme. Que lo voy a acompañar a las carreras es seguro, que lo voy a ayudar es seguro. Pero no me gusta mucho meterme por ese tema. Prefiero la amistad antes que el trabajo o tratar de ayudar y termine saliendo mal.



-Digamos, vos no vas a donde no te llaman.

-Seguro. Yo voy a las carreras, lo voy a ayudar en lo que pueda pero salvo que ellos me pidan algo yo no me pienso meter porque sé lo que cuesta, sé el tiempo que lleva y por eso no quiero meterme para nada.



LA ÚLTIMA PALABRA.

Publicar un comentario

0 Comentarios