“Fangio es un ejemplo para los jóvenes”

El reconocido artista fue contratado por la comuna y el Museo Fangio para realizar un monumento en homenaje a Fangio. La obra tendrá 60mts y simulará una carrera del Quíntuple a bordo del “Flecha de Plata”. Busca la participación de la comunidad.



(ESCRIBE MARTIN RODRIGUEZ) “Fangio tiene que ser la figura emblemática por antonomasia de lo argentinos, fue un hombre con dosis morales poderosas, su cabeza era una computadora, tenía sobradas intenciones de ser un gran Campeón, un ejemplo para los jóvenes”. Carlos Regazzoni en conferencia de prensa.



“Esta es una jornada muy especial para Balcarce. Desde hace un tiempo venimos trabajando con el Museo Fangio, ya este es un año muy particular, por tratarse del Centenario del nacimiento de Juan Manuel Fangio, un prócer para todos nosotros. Y junto al Museo estamos trabajando en lo que será el programa de festejos alusivos. Por tal motivo, Balcarce se ve en la necesidad de contar con un Monumento a Fangio y de allí surgió, por sugerencia del Museo mismo, que sea Carlos Regazzoni quién se encargue de dicha obra. Hoy estamos haciendo de este proyecto una realidad que hace que contemos con la posibilidad de tener, a través de su obra, el monumento a Fangio”.





Con estas palabras, el intendente José Enrique Echeverría presentó a Carlos Alberto Regazzoni, el reconocido artista que hizo su ingreso al despacho del intendente, donde se hizo el encuentro, con su clásico overol y su pelo ensortijado. Expuso Regazzoni su admiración por Fangio, previo a la charla y hasta describió alguna que otra proeza del quíntuple. En representación del Museo estuvieron el vicepresidente y secretario de la CD, Carlos Álvarez y Hugo Pastorino, el Secretario de Obras y Servicios Públicos, Arq. Carlos Cortés, los directores de las Escuelas EET Nº1, Santos José Alessio y de Arte, Carolina Gizzi y el piloto internacional y artista plástico, Luciano Crespi.



“Vengo de raíces tuercas, (es primo del desaparecido piloto de Fórmula 1, Clay Regazzoni (1939-2006)), me gustan los fierros y además quería hacerle un monumento a Fangio, porque su figura ofrece un doble discurso, pero creo que está olvidado y que hay dos generaciones que no lo conocen. Fangio tiene que ser la figura emblemática por antonomasia de lo argentinos, fue un hombre con dosis morales poderosas, su cabeza era una computadora, tenía sobradas intenciones de ser un gran Campeón, un ejemplo para los jóvenes. Como el, me gustan las cosas simples, no creo en asignaturas pendientes. ¿Sabés lo que me gusta?, un buen culo y un bife de chorizo con papas fritas y huevo”.



Así arrancó la primera parte de la exposición de Regazzoni. Un tipo simple, que esconde a un gran artista y planea realizar “una obra heroica”. La escultura, que simulará una chicana a la ruta 226, donde Fangio con su “Flecha de Plata” la estará recorriendo para luego entrar a un curvón, tendrá unos 60 metros. Estará realizada en una escala de 1 en 50, por lo tanto la imagen tendrá unas medidas de 6,15 de largo por 2,20 de ancho y 1,20 metros de alto. Tendrá un sistema lumínico secuenciado de acuerdo al caer de la tarde y un tono violeta lo fusionará a la vía láctea. “No dejo de emparentar a Fangio con un ángel, una cosa mística. Fangio fue místico”, apuntó.



Respecto al desarrollo de la obra, el artista se mostró muy participativo. “La obra la voy a hacer junto a ustedes, el que se margine que cambie de pueblo (risas), todos están invitados, la Escuela Industrial con sus alumnos, la Escuela de Arte, también vamos a escribir un libro, quienes quieran participar están invitados. La idea es que cada uno ponga un pedazo del todo. Una escultura es más que un cartel. Es un ente”, aseguró. Y respecto al material a usar no tuvo dudas: “utilizaré en su mayoría discos de arado, para que tenga una connotación con el pueblo, de origen agrario. Podrá hacer lo que quieran conmigo, menos con lo que yo voy a hacer. Para la obra, todo cerró perfecto”, explicó.



Durante el tiempo que dure la construcción de la obra, (unos dos meses), Regazzoni se hospedará en una casilla rodante apostada en El Cruce. “Agradezco al intendente que me ofreció el hotel céntrico, pero preferí quedarme en el lugar de trabajo, para estar más en contacto con el. El lugar es perfecto, la medida de la pista, la vía láctea, las luces del atardecer y la morfología. Ustedes saben que yo utilizo en su mayoría chatarra, porquerías, me traes cualquier fierro oxidado, que no vale nada, te lo firmo y vale U$S 10.000.”. Lo expuesto por Regazzoni fue tan delicioso e interesante, que daría material para otra nota tan larga como esta. Uno no imagina que hará este particular artista, pero algo le dice que será como Fangio, algo grande, muy grande.

Publicar un comentario

0 Comentarios