viernes, 24 de junio de 2011

Barba se tiene Fe

El piloto balcarceño sigue sumando experiencia en la Promocional 850 del Atlántico y encara con todas las ganas junto a su equipo la quinta fecha del calendario que se desarrollará este fin de semana en el autódromo Ruben Luis Di Palma de Mar de Ajó. Con mucho optimismo por el rendimiento de su nuevo Fiat 600, el balcarceño  nos confesó  que "no somos ambiciosos en cuanto a resultados pero siempre queremos andar mejor que la anterior" INCLUYE AUDIO DE LA NOTA.

En el taller que la familia Barba posee en la esquina de Av. Favaloro y calle 28 no se respira otra cosa que automovilismo puro. En la soledad de la noche Sergio Barba ultima los pequeños detalles para preparar todo para competir este fin de semana en Mar de Ajó en la que la Promocional 850 correrá la cuarta fecha del calendario.

Por fortuna encontramos al Balcarceño de buen humor, y con ánimo de correr la competencia. Razones no le faltan, según sus propias palabras tiene un buen auto, veloz, sin tener que envidiarle nada a los de punta y que si la fortuna lo acompaña podrá redondear el fin de semana entre los 15 o 10 primeros en la final.


En plena labor de acomodar pequeños detalles del auto, como ponerle aceite al diferencial, regular la puesta a punto, acomodar un poco el tema de chapa y otras cositas más, Sergio Barba habló con EL RETEN y esto era lo que nos comentaba:

"Aca estamos, con un poquito de frio trabajando. Preparando todo para la previa de Mar de Ajó. Repasando un poco lo hecho en Dolores para ver como quedó todo, y gracias a Dios el auto lo trajimos bastante entero. Hoy vamos a ir a Mar del Plata para colocarle el motor, ultimar los últimos detalles y ya salir a Mar de Ajó".

-¿Cómo te fue en Dolores?
-Tuvimos un problema el sábado, que lamentablemente por ser tantas categorías la que corrieron no tuvimos tiempo para probar. Entonces tuve que probar clasificando y ahí me di cuenta que teníamos un problema importante. Lo pudimos solucionar para el domingo pero ya largando desde muy atrás ya que habíamos clasificado 32°. El problema se encontró, el auto iba muy bien ya que se iba girando a un ritmo muy rápido. Y yo quise recuperar en una serie lo que no pude hacer en todo en un fin de semana, entonces eso me llevó a cometer errores que son bastantes cercanos a lo que yo hago como trompos. Quiero aclarar que no me gusta hacerlo pero lo hago porque realmente quiero ir más rápido de lo que se puede y recuperar el tiempo perdido. Gracias a Dios pudimos llegar ya que llegamos 8° en la serie largando 13°. En la final iba en un ritmo muy interesante, que no se pudo reflejar en el resultado final porque siempre peleando con los chicos que van ahí atrás cometo errores y hago trompos que se pueden evitar por no poder lograr alcanzar el auto que va adelante.

-Por lo que me contas, parece que estas pagando una especie de derecho de piso…
-No, estoy haciendo trompos diferentes a lo que hacía, soy un experto en trompos (risas). La verdad es que antes hacía trompos porque no podía llevar el auto, quería ir más rápido de lo que realmente se podía. Y ahora el trompo lo estoy haciendo porque me falta un poquito de tranquilidad, es la ansiedad de tener un auto que va muy bien. Entonces yo cometo esos errores, si puedo yo me mantengo en pista termino teniendo un resultado que es muy bueno en cuanto a la final pero en cuanto una forma de correr tranquila y a ritmo. No es mi forma de pensar. Yo tengo un auto bueno y me gusta ir a lo que más se pueda y tengo que alcanzar el auto que va adelante y mi mira es esa: alcanzar el lote de punta. Ya no nos interesa con Gustavo Rivero (que somos los dos que nos hacemos el auto) terminar 20°. Sabemos que tenemos un potencial muy interesante pero tenemos que pegar el saltito que nos está faltando y estamos ahí.

-Digamos, uno de los objetivos para este fin de semana es llegar entre los 10 o 15 primeros no?
-Siempre es el objetivo ese. Y estamos trabajando para hacerlo. La verdad que aprovecho este momento para agradecerle al Corcho Sanchez que hizo un repaso general del fiat. Pasó en limpio el auto que habíamos armado y sinceramente el auto se comportó y pegó un salto de calidad muy grande. Eso me hace ir arriba del auto con más hándicap, antes con el otro autito yo venía colgado y ahora vengo viendo lo que hago y eso lo tengo que aprovechar. En eso estamos trabajando.

-Eso quiere decir que al autito lo sentís como una parte de tu cuerpo…
-Sí, eso es importante. Tuve la suerte de hacer varios deportes y en el futbol la pelota es parte de uno. Aca el auto tiene que ser igual. Gracias a Dios tenemos la suerte de poder hacerlo nosotros asi que no le podemos echar la culpa a nadie.

-Ya han pasado cuatro carreras de la promo en lo que va del año. ¿Qué balance haces del año desde que debutaste con el auto nuevo? Más allá de que el auto nació bueno.
-Es optimo, porque para que yo te esté diciendo esto me considero de un perfil muy bajo al momento de manejar porque los chicos que manejan ahí para mí son muy buenos. Fijate este chico Fernando Distéfano, es un pibe que va muy rápido, un chico joven que corre con un buen auto y llega con nada ahí adelante. Entonces no hay que desmerecer la labor de todos los chicos que van ahí muy rápido y no es casualidad,son autitos que no son fáciles de manejar. Tuvimos la suerte de compartir el auto con el negro Mario Alberghini y siempre nos dijo que no eran muy fáciles de llevar, y no le puedo quitar méritos a los demás. Entonces para mí ir 12° en Mar del Plata como me tocó en la segunda fecha fue increíble. Ahora lo que tengo que pensar en creer que ese auto puede estar así en esa posición, y yo poder llevarlo.

En el final de la charla, Sergio Barba se permite reflexionar un poco en voz alta sobre el día despues de cada carrera que termina, cuando tienen que trabajar en el taller para arreglar o repasar  integralmente el auto luego de la vorágine del fin de semana: "Lo lindo es que vos traes un auto entero y por ende vos trabajas para que el auto ante mejor, y no para arreglar un auto que estaba chocado como nos pasaba antes. Entonces los trabajos son más puntuales, más técnicos y es ahí en donde se pone más lindo todo esto, porque vas con más ganas. Sabes el potencial que tenés y se supone que lo retocas en el taller. Asi que en si la actividad es buena, después pasan cosas. Somos muchos, por ahí nos tocamos o se tocan las gomas y nos rompemos. Lamentablemente son cosas que no lo puede predecir nadie. Pero desde el vamos arrancamos con un auto excelente. Ojalá que tengamos un buen fin de semana, no somos ambiciosos en cuanto a resultados pero siempre queremos andar mejor que la anterior".

LA ÚLTIMA PALABRA:

Entradas populares

Buscar

Archivos