jueves, 23 de junio de 2011

Juan Ignacio Luciano y una racha diabólica

El piloto balcarceño corriò el pasado fin de semana su sexta carrera y sigue haciendo experiencia en el TC Mouras. Pagando una especie de derecho de piso, "Juanchi" Luciano no pudo lograr revertir la mala racha que aqueja al piloto que maneja la Chevy alistada por el Santiago Mangoni Competiciòn.

Foto gentileza José Ignacio Otegui
En dìalogo telèfonico con el colega Ariel Bibbò en el programa radial RPM, Luciano hizo un breve balance de lo que fue su paso por el autòdromo Roberto Mouras de la ciudad de La Plata. En pocas palabras Juanchi lo resumió una línea: "La final fue un desastre". Y prosigue: "Lo bueno fue que el viernes se pudo girar a un ritmo muy rápido de movida. Lástima que el sábado las pruebas no pude girar ninguna vuelta porque en la quinta vuelta se bloquea la rueda de atrás y en plena recta me voy afuera, con la banquina toda húmeda llegué al barro y no pude salir. Asi que la tanda no la pude hacer y salí directmente para la clasificación. El tiempo fue muy parecido a mi mejor vuelta de ayer pero yo creo que si hubiese podido girar en las pruebas del sábado hubíesemos andado muchísimo mejor en el sentido del tiempo de vuelta, calculo que íbamos a estar bajando el 32° tranquilo. Pero bueno, clasificamos un poco lejos en comparación con el puntero, quedamos lejísimos. Creo que la mala suerte hizo el record del circuito y quedamos más lejos por diferencia de tiempo".



Pero Luciano y su equipo terminaron la jornada sabatina pensando en que ,quizas, el domingo se podría revertir el resultado. Razones no faltaban: amaneció lluvioso, la pista estaba humeda y cabía una sólida chance de subir posiciones en carrera que le permitieran ingresar entre los diez primeros cuando baje la bandera a cuadros.

Pero no se dió. en el transcurso de la segunda vuelta Pablo Costanzo realizó un trompo en la curva "el retome", que es una variante de segunda marcha. Lo esquivan dos o tres pilotos pero el representante de Balcarce no tuvo suerte. Lo encontró y no pudo esquivarlo rompiendo gran parte del auto obligándolo a desertar.

"No pude girar una vuelta en la final que me llevo puesto un auto en la anteúltima curva, rompiendo mucho el auto. La verdad es una lástima porque hacemos un esfuerzo para correr y esto la verdad te deja mal porque no pude ni girar ni una vuelta en la carrera, todo el esfuerzo fue en vano. Y ya venimos con una mala racha que nos deprime mucho a mí, a mi viejo y a todo el equipo" puntualiza Luciano.

Y prosigue: "El impacto para mí, en primer medida, no fue culpable en cien por ciento pero tiene una culpabilidad ya que elegí correr con gomas lisas y era imposible de llevar el auto. O sea, la pista estaba muy húmeda, aunque no había charcos estaba muy húmeda. No había viento y la humedad era casi del cien por ciento, asi que esquivarlo iba a ser casi imposible. En esa curva Bianchi venía por atrás como una topadora. Se tiró a pasar por dentro pegado a la cuerda, yo lo quise porfiar por afuera. Me iba a salir bien pero lamentablemente al venir pegado con él capaz que me distraigo más adelante y no lo veo. Pero de todas formas aunque lo haya querido ver, le iba a pegar de todas formas. Capaz que no en ese lugar, sino en otro lugar más blandito haciéndome dañar el auto, pero le iba a pegar de todas formas porque se cruzó mal. Cuando yo lo veo piso el freno en quinta y cuando frené el auto salió disparado más fuerte".

Producto del impácto la coupé Chevy roja acusó fuertes daños en su estructura y tanto Juan Ignacio Luciano como su familia evaluan la posibilidad de presentarse el próximo 10 de julio en el circuito de la ciudad de Nueve de Julio. En parte por las fuertes roturas del auto y por otro por la malos resultados que el piloto ha ido cosechando hasta el momento: "El auto se rompió muchísimo. Pero bueno habrá que arreglarlo y ver si podemos estar en la próxima y sino estaremos en la de La Plata con pilotos invitados. Se está evaluando porque la verdad se hace muy difícil correr y los resultados son tan negativos que la verdad se nos va las ganas. Es tanta la mala suerte que tenemos que la verdad es que tendría que ir a una bruja para que me saque esta mala suerte porque es terrible".

Sobre el final, "Juanchi" repasó en pocas lineas las últimas deserciones que le tocó sufrir mientras iba en carrera: "En nueve de julio se nos rompe el filtro del chupador de nafta. En Olavarría veníamos 11°, lamentablemente Gustavo Diorio rompe el motor y me tira aceite en el parabrisas. Ahora no llego a girar ni una vuelta que me encuentro con uno que estaba cruzado y le pego rompiendo mucho el auto. En La Plata otro auto no se qué quiso hacer que se mete para adentro, me pega y me rompe todo la cañonera, las llantas, todo….Ojalá que si vamos a la próxima se revierta esta mala racha" finalizó.

Entradas populares

Buscar

Archivos