martes, 19 de julio de 2011

Nico Rosberg manejarà la legendaria Flecha de Plata

El piloto y el equipo Mercedes ofrecerán un homenaje al argentino rememorando el triunfo de éste en el antiguo Nürburgring en 1954, año que conquistó su segundo título.

Ferrari homenajeó el sesenta aniversario de su primera victoria en la Fórmula 1 brindando la oportunidad a Fernando Alonso pilotar el 375 F1 en el Circuito de Silverstone, donde José Froilán González logró que un coche de la Scuderia fuera el primero en ver la bandera a cuadros. Este fin de semana será la segunda ocasión en la que un coche de dicha época volverá a circular esta temporada, ya que Mercedes rendirá homenaje con Nico Rosberg como protagonista.



Este acontecimiento, sumado a que este año se conmemora el centésimo aniversario del nacimiento del múltiple campeón argentino Juan Manuel Fangio, será una excusa para que el público alemán, y a través de la transmisión de televisión, todo el público del mundo, disfrute de un acontecimiento similar al que pudimos ver durante el Gran Premio de Silverstone. Allí disfrutamos de un exultante Fernando Alonso paseando a bordo de la primera Ferrari en ganar en Gran Premio. Pues bien, en Nürburgring será Nico Rosberg el que tenga el privilegio de exhibir en funcionamiento, y a través del viejo trazado del circuito, la verdadera "Flecha de Plata", el Mercedes W196, aquel que en los 1954 y 1995 llevara al argentino a alzarse con dos campeonatos del mundo.

El W196 debutó en el Gran Premio de Reims-Geux, consiguiendo el 1-2 de la mano de Fangio y Karl Kling. Además, en esa misma carrera el joven Hans Herrmann, con el mismo coche, marcó la vuelta rápida.

Fangio recordó siempre a la "flecha de plata" como el mejor coche de carreras que condujo a lo largo de su extensa vida profesional. "La Mercedes no se rompía. Bastaba con cuidarla un poco. Yo disfruté corriendo esa máquina porque manejarla era manejar la gloria. Entre una parte de 1954 y todo 1955, corrí doce Grand Prix para Mercedes. Y gané ocho. Salí una vez segundo, otra tercero y otra vez cuarto. Abandoné únicamente en Mónaco del 55, cuando todo el equipo vivía un día negro de trabajo, porque ninguno de los coches funcionaba".

Rosberg sabe que conducir ese auto será un gran honor para él, que aun no pudo alcanzar el primer puesto en la Fórmula 1: "Venir a Nürburgring para correr el Gran Premio de Alemania siempre se sintió muy especial para mi. Este año, tendré la oportunidad de manejar el coche de Juan Manuel Fangio en el increíble viejo circuito, y eso es muy especial para mi", declaró un emocionado Rosberg.

Entradas populares

Buscar

Archivos