lunes, 12 de diciembre de 2011

Los padres de Falaschi reclaman "justicia"

La mañana del domingo en el autódromo, mezclaba climas completamente opuestos. A la definición del campeonato de TC, se oponía el dolor y el desconcierto del mundo automovilístico porque Guido Falaschi ya no está. El público también se manifestó de distintas maneras, algunas muy respetuosas, otras no tanto. El testimonio de la madre de Guido Falaschi fue el más fuerte de todos.

(ULTIMA VUELTA) En el bajo ruido de los boxes del domingo a la mañana, cuando todavía los motores no se habían puesto en marcha, la transmisión radial de “Largaron”, Radio Belgrano, puso al aire telefónicamente a Graciela Santilli, la mamá de Guido Falaschi, que al día siguiente de dar una declaración pública escrita en conjunto con el padre de Guido, Víctor Falaschi, daba su primera nota en vivo a un medio de comunicación:

“La causa está judicializada desde el primer momento. Actuó una jueza federal, todo el mundo sabe que al haber un muerto, entra de oficio un juez. En un accidente de calle, hay un muerto, entra un fiscal de oficio. Nadie impulsó nada judicialmente, simplemente actuaron ellos de oficio.”


“La carta es verdad que la escribió un abogado, que es el abogado que nos representa, y quiero aclarar que no es un abogado civil, es un abogado penal. La verdad es que por más que vengan con un millón de dólares o doce millones de camiones de caudales, nada me va a devolver la vida de Guido, por lo cual, no necesito la plata, no la quiero. Y es la idea de toda la familia. Pero sí le pedí al abogado que por favor la escribiera porque posiblemente en un momento de exabrupto o de dolor, yo pudiera poner alguna palabra que quizás le haga daño a algo, pero la verdad es que desde que murió Guido hemos sufrido golpe tras golpe, y los paso a enumerar.”

“A Guido lo enterramos un lunes. El martes fuimos a Buenos Aires y el miércoles se presenta alguien en mi casa, que no vale la pena dar el nombre, intentando comprar el simulador de Guido, siendo que no habían pasado 24hs. de la muerte de mi hijo. Creo que no corresponde, que está fuera de lugar, pero hay gente que no tiene escrúpulos, y se ofreció a comprar el simulador y cualquier cosa que quisiéramos vender de Guido.”

“El jueves volvemos a Las Parejas, al cementerio, y siento un olor muy fuerte. Entonces lo llamo al sepulturero y me dice que al cajón le faltaban los tornillos, y lo que estaba perdiendo era el líquido de Guido, y eso producía el olor. Uno no revisa en un momento así cómo está el cajón, pero se supone que te dan algo medianamente en lo que se respete a un ser humano. No obstante eso, el viernes a la noche llaman al celular de Víctor desde Balcarce, queriendo cobrar ese cajón. Que el cajón, por supuesto, nosotros lo cambiamos y está acá en Las Parejas, a disposición de la cochería si lo quiere venir a buscar.”

“Después me llega un mail de la ACTC, no a mí, sino a mi hermano ofreciéndome plata. No sé en concepto de qué ofrecían plata, pero sí sé que ofrecían plata porque lo dice en el mail.”

“Y también quiero pedirle por favor al Sr. Aventin, que lo escuché decir que todos los padres estamos preparados para recibir a uno de nuestros hijos en un cajón de madera. Y la verdad que yo no estoy preparada y todavía no lo logré. Sí le pediría que por favor me dé el nombre y el teléfono de su psicólogo que lo preparó tan bien para poder recibir a uno de sus hijos en un cajón de madera. Yo la verdad no estaba preparada, creo que ningún padre, pero seguramente él sí, y debe tener un buen psicólogo. Por ahí me ayuda a aliviar éste dolor.”

“También escuché al Sr. Balinotti, creo que es el médico, y me lo dijo en la cara, que el casco de Guido era medio punto más grande y por eso se produce la fractura de cráneo. Y la verdad que Guido corría en las tres categorías y siempre usaba el mismo casco. Ha pasado millones de técnicas y o sea que si el casco de Guido era medio punto más grande, en algún momento deberían haberle llamado la atención. Además, sé que es mentira eso. Que el casco sea medio punto más grande no le produce la fractura del cráneo.”

“Entonces son un montón de mentiras que se van sumando y sumando. Entonces no entiendo después de todo esto que relaté, que el martes van a hacer una misa homenaje. Me parece demasiado fuerte e inescrupuloso, y la verdad, soy sincera, lo siento para la tribuna. Por eso pedí que por favor la ACTC no haga esto, que no haga la misa, más allá que se le quiera hacer un homenaje. Yo no quiero estar enojada con Dios, de hecho no lo estoy, porque creo que es quien me lo está cuidando, pero le pido que me lo preste media hora a la noche para poder soñarlo y abrazarlo, nada más, y darle un beso, que es lo único que me quedó pendiente con Guido.”

“Creo que hubo culpables, creo que hubo fallas, por eso buscamos un abogado penal y la jueza y la justicia buscará quiénes fueron los culpables, quienes autorizaron ese circuito, por qué las cosas estuvieron mal hechas, y si alguien que tenga que pagar, pagará. Y sino pediremos disculpas, fue la fatalidad, fue su hora, no sé. De lo que si estoy convencida es que hubo fallas, a nivel de circuito y a nivel del manejo después de la muerte de Guido. De eso no tengo ninguna duda, y tengo todo documentado.”

“Yo estoy abierta a todo. Estoy abierta. Soy católica, por eso no me parece que correspondería, que la ACTC, sin pedir una disculpa, sin hacer llamar, sin decir, ‘che padres, ¿Necesitan algo?’. Tampoco creo que tengan ninguna obligación de hacerlo, cada uno hace lo que siente.”

“No vi el accidente Guido, no lo quise ver. Yo estaba en el autódromo, no lo vi porque en todo momento estaba en el box mirando para abajo y rezando, con lo cual nunca me enteré como fue el accidente de Guido. Supe que algo había pasado porque en el box escuché ‘Uy, uy’, y alguien que estaba en la radio con él que dijo: ‘Guido me escuchás, Guido respondé’. Pensé automáticamente que algo le había pasado a Guido, pero no de esa magnitud, pero que bueno, por ahí se había golpeado, quizás tendríamos que trasladarlo a Buenos Aires."

"Nunca pensé esto. Nunca se me cruzó por la cabeza, creo que por la cabeza de ningún padre se cruza, que un hijo pueda morir antes que el padre.”

Entradas populares

Buscar

Archivos