sábado, 18 de febrero de 2012

Herceg: "Hoy el TC es un tema más publicitario y menos deportivo que lo que era antes"

El mítico preparador contó cómo se realizó el trabajo de restauración de uno de los Ford Falcon con los que corriera Hector Luis Gradassi.Tambien realizó una breve comparación del TC actual con el de la década del 70, "Hoy los pilotos son pilotos pero no son mecánicos" comentó.



Una costumbre que tiene todos los años la Fundación Fangio es celebrar los Premios Juan Manuel Bordeu a los campeones zonales cuyas categorías pasaron por Balcarce (a excepcion de APAC y los Mar y sierras, que son invitados). En el marco de ese evento se presenta una nueva adquisión o auto restaurado que permanecerá en el Museo.

En la noche del viernes y con la presencia de José Miguel Herceg presentaron a un Ford Falcon oficial que perteneció a Hector Luis Gradassi, a modo de homenaje al mútiple campeón de Turismo Carretera de la década del 70.

El trabajo de restauración estuvo a cargo de "Machi" Soprana, cuyo trabajo fue en conjunto con el Polaco Herceg. Gracias a la gentileza de la viuda de "Pirin" Gradassi al prestar el Falcon con el que corriera carreras de regularidad, Soprana lo utilizó para tomar las medidas del mismo a fin de realizar fielmente la tarea de restauración de la unidad, que en su momento perteneciera a Marcos Gallino, piloto marplatense que muriera en una tirada de ruta a principios de la década del 80.

¿Quien es el Polaco Herceg? Su historia nos cuenta que fue piloto de motos durante la década del 60, preparador de Jorge Cupeiro en Sport Prototipo,en F1 Mecánica Nacional en TC clase B y A con motores Chevrolet. Luego de su desvinculación con Cupeiro se relacionó con la marca del ovalo preparando a pilotos de la talla de Carlos Pairetti, Hector Luis Gradassi, Nasif Estéfano, Juan Mania Traverso, Jorge Recalde, Ricardo y Juan Carlos Iglesias, Oscar Aventín, Esteban Fernandino, Jorge Martinez Boero, Oscar Angeletti, Jorge Oyhanart, Eduardo Saenz, Ernesto Bessone, y Mario Gayroud. Peleó y ganó titulos en TC, TC 2000 y en su taller de General Pacheco trabaja en los desarrollos de elementos de cuanto preparador pida y necesite.  

Más tarde, tuvimos un breve encuentro con José Miguel "el Polaco" Herceg nos contó sus primeras impresiones luego de tamaño homenaje.

-¿El auto esta tan cual lo corria “Pirin Gradassi”?
-Sí. Todo lo que se usaba en esa época  y otras cosas que se usaban de repuesto que estaban guardadas y usadas. Entonces se fue juntando todo reconstruir este auto. Es todo original, hasta las cubiertas Michelín que usaba “Pirín” en esa época, carburador, caja, butacas, todo prácticamente. Es una restauración, no es una infiltración.

-Y un trabajo de largo tiempo…
-Sí,si. Esto lleva mucho tiempo y uno esta abocado con muchos problemas, mucho trabajo. Entonces cuesta más.

-¿Es un orgullo ver este auto aquí en el museo, con mucha gente y en medio de tantas emociones juntas?
-Sin dudas.  Me pone muy contento de tener el auto aca en el Museo , creo que es una pieza que se merecía estar también en el Museo Fangio.

-Hay otra obra suya que hace mucho está en el Museo que es un Motor Ford ¿no?
-Sí, es un Ford 59AB que fue el primer motor que hice que lo iba a correr yo. Bueno, después las circunstancias de la vida no lo corrí porque el dueño del auto tuvo un accidente automovilístico y falleció, entonces no pude concluir la obra. Muchos dicen “qué lastima” pero el destino es así. Quizás corría, me pasaba algo y hoy no estaba acá, así que estoy contento igual porque fue uno de los primeros pasos y pasando los años me dí cuenta que que lo que había hecho, ahora con toda la experiencia que tengo, gracias a dios lo hice bien.

-¿Qué comparación se puede hacer con el TC de la década del 70 con el actual? ¿Se evolucionó para bien?
-(Lo piensa) Bueno, son otra cosa distinta. Hoy es un tema más publicitario y menos deportivo que lo que era antes. Hoy los pilotos son pilotos pero no son mecánicos, antes la mayoría conocían o trabajaban con el auto aunque fueran pilotos oficiales igual se preocupaban. Yo creo que se ha retrocedido un poco desgraciadamente, porque los pilotos de hoy no tienen conocimiento de toda la parte mecánica que es muy importante

-Eso era algo que tenía Gradassi sin dudas…
-Sí, Pirin lo tenía. El “Flaco” (Traverso) no tenia conocimiento pero si mucho tacto y tenía una noción de lo que hacía el auto, lo que le pasaba y era como una computadora que lo sabía decir. No le llevaba mucho tiempo. Hoy un piloto que dice que el auto está perfecto y todo no sirve, el piloto tiene que encontrarle defectos al auto porque si no no se avanza. Por eso después de las carreras nosotros hacíamos una reunión, y siempre les insistía a ver que defecto tenía el auto. Algo tenía que tener, que no estaba optimo. Para solucionarlo, para la próxima carrera si se podía (a veces reglamentariamente no se podía hacer, acota) se iba avanzando constantemente. Ahora si decían que el auto estaba diez puntos no se avanzaba, quedaba estancado.

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog