lunes, 21 de mayo de 2012

La Misión no pudo terminar las 24 hs

Foto Guillermo Cejas
De los equipos argentinos que compitieron, sólo uno pudo cumplir el cometido. Audi ganó por primera vez.

(Mundo D) La misión argentina en Nürburgring tuvo suerte dispar a lo largo del fin de semana, ya que sólo el equipo integrado por José Visir, Gustavo Fontana y Adrián Santos (VW-Golf) pudo completar la competencia y terminar en el puesto 108 en la general.

La prueba, que marcó una concurrencia de 235 mil aficionados durante el fin de semana, tuvo como vencedor por primera vez al equipo Audi, integrado por Marc Basseng, Christopher Haase, Frank Stippler y Markus Winkelhock, al comando de un Audi R8 LMS.

Las otras dos tripulaciones argentinas debieron abandonar en las primeras horas de ayer. A las 6.15 desertó el Aston Martin que conducía Alejandro Chawhan, tras sufrir un fuerte golpe en una curva.

Había empezado a llover, la adherencia del auto era comprometida y cuando quise doblar, la cola salió espantada y no pude evitar salirme de pista y golpear el auto”, comentó Chawhan, quien se aprestaba a cederle la conducción a José Manuel Balbiani.

Eran quintos en ese momento en la categoría SP10 GT4 y marchaban 41° en la general. Integraban la escuadra Juan Manuel Silva, José Balbiani, Rubén Salerno y el propio Chawhan.

Minutos después, a las 6.45, se produjo la explosión del motor diésel del BMW que manejaba Sergio Yazbik. Era segundo en la D3T y estaba 120° en la general. Venía recuperando terreno después de problemas con el turbo y la caja de dirección. También manejaron Sergio Rodríguez, Emmanuel Tufaro y Juan Cusano.

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog