lunes, 2 de julio de 2012

Los humilló

El ocho veces campeón del WRC se impuso en los X Games en su primer experiencia dentro del Rallycross. La medalla de plata fue para Ken Block.

El ocho veces campeón del mundo, que va camino de su novena corona, compitió en la cita norteamericana con un Citroën DS3 bautizado como XL, por su aumento de tamaño, pero sobre todo de potencia, ya que contaba con 545 caballos. Y ya desde las primeras tandas demostró que iba a ser el hombre a batir.


El integrante del equipo Citroën - Red Bull consiguió la medalla de oro de la especialidad de Rallycross al obtener una victoria con 12 segundos de ventaja, demostrando al mundo porque es el rey del rally y se encuentra en camino a lograr su noveno título dentro del WRC, todos ellos de forma consecutiva.

En la prueba final, Loeb se disparó con su Citroën para en seis vueltas demostrar su reinado. Su triunfo fue por delante del estadounidense Ken Block, uno de sus rivales en el WRC y experto en el Rallycross. Block apretó en las últimas tres vueltas con un neumático trasero bajo en presión. La diferencia fue mayor a 10 segundos. Por su parte, Brian Deegan logró el tercer sitio en un final cerrado contra Ken.



Pastrana no pudo luchar en la competencia final tras quedar eliminado en su heat tras un fuerte impacto que le impidió completar con creces el recorrido californiano.

También otro finlandés, Toomas Heikkenen, sufría un fuerte accidente en un salto en los X-Games. Fue en los entrenamientos del viernes, y tuvo que ser trasladado al hospital. En su caso el percance le supuso una rotura de tobillo.

"Sabemos que es un evento de alto nivel y estoy muy contento de ganar", dijo Loeb tras su victoria "pero mi principal rival, Marcus Grönholm, no fue capaz de correr. Estoy feliz de que está bien", expresó el francés. El finlandés no participó tras sufrir un accidente el sábado. El ex piloto el WRC fue trasladado a un hospital y reportado fuera de peligro.

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog