lunes, 4 de marzo de 2013

Casi una tragedia

Lionel Ugalde impactó de lleno contra un talud de tierra quedando a muy pocos (o casi nada) metros del público. Por fortuna para el piloto marplatense, solo tiene dos costillas rotas y esta fuera de peligro.



Tenía un misil Lionel. Lo demostró en la serie y el auto andaba en un ritmo de punta y era firme candidato para pelear adelante. Finalizó cuarto en la serie y al bajarse comentó: “el auto mostró un gran rendimiento con un muy buen ritmo de carrera y eso me permitió hacer una muy buena largada y escalar posiciones en la serie”.

En la final, Ugalde habia largado undecímo. Para el giro once promediaba en el séptimo puesto, alejado del grupo de vanguardia se cortó el eje de la bomba de frenos y ahi, el Ford se quedó sin frenos en uno de los sectores de alta velocidad que tiene la pista. Como consecuencia de ello, impacta de lleno contra un talud de tierra a una velocidad aproxima de 200 km/h quedando montado en el mismo.

Rápidamente fue asistido por el equipo médico de la ACTC,  y fue ayudando a salir del habitáculo del auto. Lione, quien logró bajarse por sus propios medios a pesar de estar algo dolorido en la zona del tórax y de uno de sus hombros y algo mareado por el fuerte golpe, por la desaceleración lógica que sufrió.

Enseguida el marplatense fue trasladado al Policlínico de la ciudad de Neuquén, en donde se determinó que tiene fracturas en dos costillas y que por fortuna ningun órgano interno no sufrió daño alguno. Por lo que se determinó que Lionel ugalde permanezca en observacion hasta el lunes a las 10 de la mañana.

Rodolfo Balinotti (médico oficial de la ACTC) comentó: “Ugalde se bajó por sus propios medios del auto algo mareado y con los dolores lógicos del fuerte golpe que se pegó, pero enseguida habló con nosotros lo que nos trajo tranquilidad”. En tanto Fernando Miori  (Gerente General de la ACTC) aseveró: "Tuvo la atención lógica y rápida que ofrece la categoría" dando a entender que las medidas de seguridad respondieron a las exigencias.

Suena cínico escucharlo porque no hay medida de seguridad que minimice a cero el riesgo de un accidente fatal. El sector en donde impactó el Falcon de Ugalde no habia muñecos de gomas que contengan un fuerte impacto que proteja al público y a propio piloto de un accidente con posibles consecuencias fatales, sumado a la nube de tierra densa que se levantó allí.

Llamó la atención que se retiró al piloto en una camioneta en el asiento trasero (no concurrió la ambulancia vale decir), sin camilla ni colocarle el cuello ortopedico como indica el manual en estos casos.

De los accidentes de Balcarce, Posadas y ahora Neuquén pasó un año y medio entre el primero y el último.  Dicen que de los errores se aprende (de ello radica la experiencia) pero evidentemente hay varias cosas que quedaron en el borrador.

FOTO AIF.



Entradas populares

Buscar

Archivo del blog