miércoles, 10 de abril de 2013

Comienzan a ejecutarse trabajos en el autódromo


Segùn se señaló desde la comuna, se tiene pensado cambiar los guardrails que estan ubicados en sectores crìticos y reemplazarlos por un paredón de hormigon, dependiendo del presupuesto del municipio.


(EL DIARIO) La tragedia ocurrida el domingo 13 de noviembre de 2011, en la que el piloto de Turismo Carretera Guido Falaschi perdió la vida, tiene hasta el momento un único culpable que carga con la condena: el autódromo Juan Manuel Fangio. Desde aquel entonces, no se escuchó ruido de motor alguno en el circuito enclavado en la sierra La Barrosa.

Fue el máximo dirigente de la Asociación Corredores Turismo Carretera, Oscar Aventín, “tirando la pelota” a los funcionarios de la Municipalidad local, quien señaló en su momento: “Son ellos los que tienen que ocuparse”. Apuntó, principalmente, a la necesidad de que se realicen las obras de seguridad necesarias para que vuelva el automovilismo al emblemático trazado inaugurado en 1972, que fue repavimentado con recursos aportados por la Provincia.

En más de una oportunidad, el intendente José Enrique Echeverría ha manifestado que se están realizando gestiones en distintos ámbitos gubernamentales nacionales y provinciales para llevar a cabo las necesarias obras que permitan que en el autódromo se vuelva a disputar competencias automovilisticas.

Los recursos económicos no abundan, por lo visto, lo cual demora la ejecución de los necesarios trabajos.

LA COMUNA ENCARA TRABAJOS
Mientras continúa la búsqueda de los dineros, desde el área de Obras y Servicios Públicos a cargo del arquitecto Carlos Cortés se ha decidido encarar una serie de trabajos, valiéndose para ello con el propio personal municipal. También hizo su aporte el médico de la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC), doctor Rodolfo Balinotti, conocedor del tema de seguridad.

Estas tareas, pudo conocer El Diario, consistirán en el retiro de hojas de guardrail en una extensión aproximada a los mil quinientos metros. En su reemplazo, se colocarán -cuando se cuente con el presupuesto correspondiente- los paredones de cemento en los sectores críticos.

Mientras tanto, aquellos guardrails serán ubicados en sitios menos comprometidos del trazado.
Cortés también en su momento planteó la necesidad de que, junto con el “entubamiento” del circuito, se ejecuten otras construcciones y mejoras para los equipos de competición y el público.

Por ahora, lo concreto es que hasta tanto aparezca el dinero necesario para invertir, la comuna irá realizando trabajos que pueda solventar con sus propios recursos.

Mientras tanto, para escuchar el ruido de los motores habrá que seguir esperando.

Entradas populares

Buscar

Archivos