miércoles, 25 de septiembre de 2013

Una salvajada

Durante el transcurso del fin de semana, se registraron hechos vandálicos en el autódromo Juan Manuel Fangio de Balcarce. Lamanetablemente la nota es el robo a la plaqueta que homenajeaba a Guido Falaschi.



"Robaron la placa de Guido del autódromo. Que relaje, no tienen vergüenza" eran las palabras que Fernando Nomi me escribía con bronca luego de ver que la plaqueta que él había colocado se la habían robado.

Es triste, porque esa ofrenda no la realizó institución alguna vinculada con el automovilismo o un ente gubernamental. Fue una iniciativa particular de una persona apasionada por los fierros y que de su propio bolsillo pagó, colocó y pintó un tramo del paredon perimetral en donde estaba colocada, a metros del accidente que le costara la vida al piloto de Las Parejas.

No hace falta que lo diga, pero en el momento que la noticia trascendió en las redes sociales la indignación de todos los internautas y la gente vinculada con el mundo de las cuatro ruedas se hizo sentir. Vergüenza es lo que sentimos todos, incluyéndome.

Lo que apena es que delincuentes se robaron, sin saberlo (o no, vaya usted saber como es la mente humana) a uno de los primeros homenajes que se le hayan realizado a Guido Falaschi, y es una amargura que esa pequeña ofrenda no haya quedado en la eternidad del autódromo Juan Manuel Fangio.

Entradas populares

Buscar

Archivos