El zonal está de duelo



Marcos Santamaria, joven promesa del automovilismo zonal, murió al recibir un escopetazo en el pecho  en el pecho en la estancia El Lobizón, ubicada en la localidad de Lobería.



No es intención de este portal caer en la crónica policial o hacernos eco de los detalles de la fatalidad. Para nada, jamás fue nuestro estilo y no lo será.



Es triste conocer la noticia de un piloto fallecido, es un golpe bajo...muy bajo para el ambiente, sea cual sea la jerarquía de la categoria. Y en honor a la verdad Marcos Santamaria se ganó un lugar en el automovilismo a base de tesón y sacrificio.





Compitió en la Monomarca de APSE y y más tarde en la Monomarca del Atlántico con un Fiat 128 anaranjado prolijamente presentado. Al poco tiempo se consolidó como uno de los protagonistas de la categoría adquiriendo un Fiat Uno del mismo tono en el inicio del torneo 2012.



Junto con su equipo prepararon ese auto que se mostró competitivo durante buena parte del torneo 2013 de la Monomarca y tenía chances concretas de ser campeón. Realizó una excelente competencia en la final de pilotos invitados junto con Mariano Altuna quedando 5º en la general y en la siguiente logró su primer triunfo el 4 de Agosto en Mar del Plata.



El unico trago amargo de ese año fue en la novena fecha sufrió un vuelco muy fuerte en la largada de la primera final de la  competencia especial que se hizo en Mar de Ajó en la que rompió buena parte del auto. Pero con sacrificio y ganándole horas al sueño, él y sus amigos pudieron recomponer el Uno para la carrera de Dolores.



Cabe decir que Marcos Santamaria coronó una excelente campaña dentro de la categoría ubicandose 6º. Pido perdon, pero la cronica policial se las dejo a los diarios. Pero a Santamaria lo recuerdo con una sonrisa y el saludo al pasar. Desde aquí hago llegar mis sinceras condolencias a su familia.






Publicar un comentario

0 Comentarios