lunes, 17 de noviembre de 2014

"Nunca me imaginé que me iba a venir con un cuarto puesto y siendo protagonistas"

Marcelo Larripa finalmente concretó el ansiado sueño de debutar en la Promocional del Atlántico con un Fiat 147 de su propiedad. Culminó en la cuarta posición en la general, carrera que lideró la joven promesa Lisandro Ramos. Además nos confió que esta trabajando para competir en el coronación que se disputará en el autódromo Ciudad de Mar del Plata.

Se notaba clima de fiesta en el Club El Riojano. Es que allí el debutante Marcelo Larripa celebró con familiares y amigos la obtención de su cuarto puesto logrado en su debut en la Promocional del Atlántico, en la lluviosa competencia que se disputó en Dolores hace pocos dias.

Es dificil describir en pocas lineas las sensaciones de felicidad que este hombre de campo concretó luego de más de dos años de preparación. Digo dos años porque tomo como punto de partida el proyecto del auto propio, ya que buena parte del mismo lo armó Mario Sanzio en Dolores. Tiempo despues se presentó en sociedad el Fiat 147 azul en ese mismo club y finalmente un año después pudo concretar el sueño de debutar en la competitiva divisional del Atlántico.

De oficio cosechero, joven en edad y con una familia que lo acompaña en cada una de sus aventuras, por lo que en la noche del viernes se vivió un clima festivo en el ambiente familiar del club del Cerro. Por lo que a la hora de hacer un balance y explicar las primeras sensaciones despuès de lo logrado en el autódromo que está ubicado a la vera de la Autovía dos, Marcelo Larripa arrancaba la conversación contandonos el por qué la peña que armó tenia tintes de fiesta:

"Aca estamos haciendo una peña entre amigos y familia. No seria tanto como para juntar plata y correr, aunque si podemos juntar bienvenido sea, pero más que nada es para festejar este semejante logro que pudimos concretar y que no fue fácil. Fuimos arrancando de menor a mayor y aca estamos, disfrutando de un cuarto puesto en Dolores, de un circuito que no conocíamos, muy contento y feliz".

-Se notó desde hace un tiempo que tu sueño era debutar en la Promocional del Atlántico. El año pasado presentaste el auto y ha pasado un tiempo. Lo cual debo rescatar porque no hiciste las cosas a las apuradas como para debutar enseguida, lo cual lo fuiste madurando de a poco, tranquilo, con un motor propio. Lo logrado en Dolores debe tener mas sabor que con un auto y una estructura de alquiler, puede ser?
-Sí, desde ya. Desde que se presentó el auto nunca nos imáginabamos esto. La idea era alquilar un motor y correr de esa manera. Después salió un negocio con un motor que me lo vendió Ignacio Gonzalez de Paoli. Empezamos a trabajar con el motor, el presupuesto se iba dando peso a peso y por eso tardábamos tanto. Hubo un inconveniente entre medio con los motoristas, pero por suerte pudimos dar bien con la tecla y terminar el motor. Siempre tranquilos, yo trato de hacer las cosas tranquilos porque me cuesta mucho hacerlo. Por suerte se demostró que yo tengo un auto muy bien presentado, en condiciones, y que el auto lindo también puede andar adelante.


-Contame tu experiencia del viernes ¿Cómo fue ese primer contacto con la pista?
-El viernes llegamos al mediodía y se preparó todo. No se había carburado nada y por una cuestión presupuestaria no pudimos banquear nada, así que fuimos a correr y que Dios nos ayude. Dimos unas vueltas, fuimos tocando despacio, bueno Ariel Tenaglia que es de Tandil nos dio una mano en el motor y me lo atendió todo el fin de semana lo cual se lo gradezco eternamente, al igual que a Daniel Diaz que me ayudó con el chasis. Fuimos mejorando vuelta tras vuelta y terminamos re contentos porque el auto andaba bien, me sentía cómodo adentro del auto porque no hacía nada raro y eso que fuimos con gomas viejas.

-Además lo conocías de haber tirado en ruta también….
-Por supuesto, además habíamos andando en Mar del Plata. Pero esa vez habíamos andado sin alerón, sin en capót levantado. Fuimos a disfrutar del auto y a ver como andábamos. Ahora me encontré con otro auto completamente distinto y cuando pusimos las gomas nuevas ni te cuento (risas).

-Al día siguiente saliste a disputar tu primera clasificación. Lograste el 13º tiempo ¿Qué sensación te generó?
-El sábado salimos en la primer tanda de entrenamientos, luego en la segunda tanda nos fuimos afuera muy feo en la curva 2, safé muy justito de la laguna. Luego en la tercera tanda de entrenamientos decidí no salir porque si me llegaba a ir afuera o me pasaba algo tenía miedo de llegar muy justa a la clasificación. Yo creo que tres o cuatro vueltas no iba a valer tanto la diferencia porque ya me había acostumbrado bien al auto. Luego en la clasificación largamos todos en fila india, saliendo yo con gomas nuevas. En la primera vuelta lo tanteé e iba re bien y me tiré en la segunda o tercer vuelta. En la segunda fue la que salió el tiempo con minuto 36 y moneditas. En la tercer vuelta tenía uno de los pilotos adelante, los alcancé pero no pude redondear esa vuelta, pero pese a eso quedé contento.


-Más allá de todo el tuyo fue un debut complicado porque el domingo llovió y la pista distaba de ser la ideal…
-La verdad que sí. El domingo habíamos bajado un segundo lo logrado al día anterior y habíamos clasificado 16º. Estábamos lejos pero estábamos todos muy juntos. Después se vino el agua. Yo nunca había corrido ni en seco ni en agua, la verdad no tenia la menor idea, y además antes de largar se me rompe el limpia parabrisas asi que corrí las 16 vueltas sin limpia parabrisas. Fui mirando, veía que el auto vuelta tras vuelta iba muy bien y cuando quería acordar estaba sexto. Además tuve una linda maniobra con Fernando de Palma al que le pude hacer una tijera. Ademàs veía que podía ir para adelante faltando una o dos vueltas más y para cuando me quise acordar estaba detrás de Diego Di Fiore, que estaba tercero, quizás unas vueltitas más lo podría haber pasado.

-¿Lo mismo en la segunda carrera?
-En la segunda carrera largamos más atrás: 16º por la clasificación anterior. Pero largué con otra mentalidad: la idea era llegar. Como lo hice con la primera, pero más tranquilo porque quería redondear un fin de semana que veníamos expectacular, se venía dando todo. Fuimos con un 147 tirando juntos, pasamos varios autos más alguno que otro que se iba y quedé 7º. No me hice el planteo arriba del auto por los puntos que teniamos para ver como podíamos llegar. Yo fui a correr pensando en otra cosa y no me interesaba como llegaba. Terminé a medio punto del tercero y si hubiera pasado ese 147 que estaba delante mio quizás hubiera mejorado un puesto. Pero no, lo que pasa que por no arriesgarme a irme afuera y perder todo el fin de semana me dije: “aca me quedo, voy tranquilo”. Si se daban todas las condiciones lo iba a pasar, pero le iba bien como yo y terminamos 7º.


-7º en una final, 4º en la otra, te premiaron como el auto mejor presentado de la fecha. Se notó que volviste de Dolores más que satisfecho.
-Sin ninguna duda. Nunca lo imaginé, tampoco lo soñé. Creo que nadie se imaginó lo que iba a andar yo. Siempre supe que tenía un muy buen auto, que lo habíamos hecho muy bien con gente que realmente anda muy bien: se empezó a armar con Mario Sanzio, hizo todo y se terminó aca en Balcarce por una cuestión de distancia. Estuve con Daniel Diaz, que trabajó con los amortigaudores, los repasó todo, los dejó expectacular y después lo alineó todo él. Nunca me imaginé que me iba a venir con un cuarto puesto y siendo protagonistas, porque estuvimos ahí a nada.

-Dolores quedó atrás ¿Cómo te preparas para Mar del Plata?
-Vamos con ganas, el auto ya está todo desarmado, se revisó todo el motor y mejoramos un par de caballos. Vamos a tratar de hacer lo mismo que hicimos en Dolores. Esperemos redondear un buen fin de semana ya que nos acomodamos bien en el campeonato, y no es tan fácil hacerlo con una sola carrera en esta categoría tan competitiva como lo es la Promocional. Los chicos se comportaron bien arriba del asfalto con lluvia, no nos tocamos, fuimos siempre limpiamente, tratamos de ir a lo seguro. Quiero transmitirle todo esto a toda la gente que me apoyó: a los sponsors, a mi familia, a todos los conocidos. Y bueno, asi que ahora hay que vivir, disfrutar esto y pensar en el 2015 que lo estoy armando muy seriamente. Por complicaciones de laburo no voy a estar en las dos primeras, pero estamos armando un presupuesto importante que me puede permitir correr las demás fechas para tratar de bajar el dígito y terminar entre los diez primeros del campeonato. 

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog