miércoles, 10 de diciembre de 2014

Castellano, bodas de Oro del Tandil Auto Club y una fiesta inolvidable

Veinticinco años atrás, Tandil vivía una carrera memorable de la máxima, Castellano se coronaba tricampeón, Angeletti ganaba en tres ruedas, y el T.A.C. festejaba una fecha singular.


(ESCRIBE LUIS ORLANDO SANCHEZ) Uno de los notables campeones y referentes, que cobija el Turismo Carretera en su prolífica historia, es Oscar "Pincho" Castellano. El hombre de Lobería, hoy eximio preparador, obtuvo tres coronas consecutivas: dos con Dodge en 1987 y 1988, y una con Ford en 1989. Esta última la conquistó en el Premio Coronación del certamen 1989, disputada el 10 de diciembre en el cautivante semipermanente de Tandil, de 32, 250 kms.

Castellano peleó mano a mano con el monarca 1986, Oscar Mario Angeletti, que ese año había estrenado un Ford Fairlane al que llamaban Batimóvil y que había causado sensación en la categoría obteniendo cuatro victorias.

El "Pincho" había optado por un Falcon, luego de haber sumado dos campeonatos con Dodge, desembarcando luego en la marca del óvalo, donde tuvo un notable respaldo popular.

Ambos, Castellano y Angeletti, llegaron a la definición en Tandil con una leve ventaja a favor del hombre de Lobería. El ganador se definió por la suma de tiempos en las dos series: la primera la ganó Angeletti, aunque debía ganar la segunda y esperar que Castellano no entrara entre los siete primeros. Pero el Pincho entró, y para que la definición sea aún más épica, los dos llegaron casi juntos a la línea de meta con el Ford de Angeletti con una rueda en llanta, con la que tuvo que recorrer los últimos 15 kilómetros. Así el "Pupi" de Burzaco, hijo de un ex - jugador de Boca, se quedaba con la victoria, al tiempo que Castellano firmaba su tercer cetro al hilo, y sacaba definitivamente la chapa de ídolo.

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog