Con la capacidad innata de enseñar



Fabián Flaque es uno de los destacados pilotos que tiene el automovilismo argentino. El sanjuanino además de ser piloto del SDE Competición y actual aspirante al título en la división del Top Race Series, se dedica una vez al mes a sacarse los guantes y el casco de piloto para ponerse en la piel de maestro y ayudar a los pilotos del Top Race NOA.





(ESCRIBE SOL COISMAN) A pesar de su basta experiencia en el deporte motor, Fabián Flaque no solamente se ha destacado por sus habilidades competitivas arriba de un auto de carreras, sino que otra de sus cualidades es esa humildad con la que se muestra frente a cualquier persona que se acerque a saludarlo o a tomarse una foto junto a él.



Hace muchos años, el legendario Juan Manuel Fangio enalteció la frase de que “No hay que creerse el mejor sino tratar de serlo”, frase que a lo largo del tiempo no ha perdido vigencia y que es perfectamente aplicable a este caso. A pesar de los logros que consiguió a lo largo de su trayectoria, logró algo que no todos pueden: que tanto la persona como el piloto caminen de la mano, sin olvidar sus raíces y llevando a flor de piel a la persona que siempre fue.



Tanto es así que antes de mitad de temporada del Top Race NOA comenzó a acompañar y a seguir muy de cerca los pasos de Facundo Santos y Eric Köller. En las dos ocasiones que las categorías coincidieron en las fechas de competencia, a pesar de la distancia, Fabián se ocupó de conseguir la manera de saber cómo habían funcionado sus pilotos, preguntarles cómo se habían sentido arriba del auto y hacer lo posible por transmitirle algunos consejos para la final del día siguiente.



El ser “profesor” de los pilotos fue algo que jamás estuvo en sus planes, sino que se dio de manera impensada cuando el actual corredor del Top Race NOA Fabricio Persia competía en el Top Race Junior, y al compartir juntos cada fin de semana comenzó a hablar con él y brindarle algunos consejos que le fueran útiles para poder mejorar. “Me encanta poder transmitirle un poco de toda la experiencia que tengo a los chicos. Medio que empecé con Fabricio que al correr en el Junior y yo en el Series, empecé a verle las cámaras y fui tratando de darle una mano, ibamos viendo que con lo que le decía, mejoraba. Me gustaba y me sentía bien porque lo aprecio mucho, con él empecé con esto, siempre traté de dar una mano y creo que sirve muchísimo, porque al brindarle herramientas para que puedan mejorar le acortas el tiempo, y quizás si nadie se las dijera seguirían de la misma forma hasta que lograran adquirir esa experiencia”.



Durante este año se dio la posibilidad de acompañar más de cerca a Eric Köller y a Facundo Santos. En el caso de Eric, al igual que con Fabricio, no solamente son terruños, sino que también comparten una amistad que data desde hace muchos años. “Trato de brindarles todo que esta a mi alcance, incluso pruebo sus autos, utilizamos el GPS para que puedan ver dónde pierden o dónde ganan tiempo, dónde van mejor y dónde no. De a poco les vas dando las armas para que vayan más rápido, aunque también existe un factor que es totalmente ajeno al que trabajamos nosotros, y es el que es propio de las carreras, pero eso forma parte de la misma experiencia, de cómo hacer una maniobra o cómo pelearle a uno u otro piloto, son todos cosas que trato de brindarles a medida que se va pudiendo”.



Una cosa es tener la experiencia y otra muy distinta es poder transmitirla. A veces sucede que uno quiere brindar esa experiencia al alumno en pos de su crecimiento profesional pero que él, no lo capta. Es un trabajo que sin lugar a dudas se debe llevar a cabo de a dos y con una fluidez y capacidad por parte de quién pretende explicar, como para quién intenta aprender. Evidentemente Fabián tiene las dos cosas, ya que desde su apoyo logra llegar a los pilotos de la mejor manera concretando que apliquen lo que se les enseña. “Creo que la prueba de fuego fue Fabricio, pero también es cierto que él tiene la habilidad natural de andar bien, y al hacerme caso al momento en que se lo decía, mejoraba seguro. Aplicamos esa modalidad durante todo un año y los resultados fueron excelentes. Lo mismo ocurrió tanto con Eric como con Facundo, desde la primera carrera hasta hoy han avanzado muchísimo, trato siempre de explicarles bien, aunque hay momentos que los tengo que presionar porque me doy cuenta que tratan de culpar al auto cuando en realidad no es así, entonces en esos momentos los presiono de buena manera para que aprendan que no siempre los errores los comete el auto”.



Oriundo de Formosa y con tan solo 19 años, Facundo Santos lleva menos de un año dentro de la divisional, y en la octava fecha del campeonato logró conseguir su primer podio y llevar a su casa el segundo puesto de la fecha especial. Este tipo de resultados no solamente incentiva al piloto sino también al maestro que está detrás de su pasión para seguir fomentando, incentivando y luchando en busca de los resultados que vienen llegando. “A pesar que no estoy junto a ellos desde principio de año, es muy notorio el crecimiento que tuvo Facundo. Lo que veo tanto de Facu como en Eric es que siguen bajando la diferencia que tienen en tiempo con respecto al primero. Facundo me sorprendió mucho en la pista, porque en carrera va muy bien, va al frente y eso está bueno. Con respecto a Eric, no viene teniendo de su lado esa gota de suerte que a veces se necesita, ya que lo chocaron un par de veces pero también anda bien. Hay que seguir trabajando con los dos, digo con los dos porque a Fabricio no le hace mucha falta, la tiene muy clara, pero con Eric y Facundo creo que han progresado y sin lugar a dudas que van a seguir haciéndolo. El hecho de que Facu haya conseguido un podio es una satisfacción muy grande no sólo para mi, sino también para él, creo que uno trabaja en función de eso, de los resultados. A Eric no se le ha dado por mala suerte de toques pero estoy seguro que las cosas se van a revertir y se le dará”.





Más allá de lo que le implica a uno ganar una carrera como piloto, tiene un gusto diferente y una satisfacción distintiva no sólo saber que estás ayudando a acortarle el camino a los pilotos que recién se inician, sino también a un piloto que en algún momento puede llegar a ser en algún momento tu par le suma un “condimento especial”. “Creo que tengo muy presente eso y por el mismo motivo es que a veces me caliento un poco de más si se quiere decir, porque me preocupo por ambos. Quiero que anden rápido y me preocupo mucho porque veo que por ahí les falta, pero es una satisfacción que los dos anden adelante y que vayan mejorando constantemente el tiempo frente a sus rivales, esa creo que es la satisfacción mas grande. Sigo sosteniendo que progresaron y crecieron muchísimo en muy poco tiempo, por lo que el regocijo que uno siente no tiene nombre y que hagan un podio, es lo más”

Publicar un comentario

0 Comentarios