miércoles, 20 de mayo de 2015

Embargaron el autódromo de Rio Cuarto y va a remate

El “Parque Ciudad de Río Cuarto” saldrá a la venta ya que el Automóvil Club Río Cuarto perdió el juicio que le inició la empresa San Ignacio de Loyola S.A, empresa que ha realizado trabajos de pavimentación en calles de la ciudad. La deuda supera los 700 mil pesos.



(DIARIO PUNTAL) Lo que parece una verdadera locura, es la cruel realidad que tienen que enfrentar los socios del Automóvil Club local, quienes por estas horas están a un paso de perder su bien más preciado.

Esta medida judicial fue ordenada por el Juzgado Civil y Comercial de Segunda Nominación de nuestra ciudad, donde la jueza Fernanda Betancourt dictó sentencia firme sobre los autos caratulados “San Ignacio de Loyola S.A. contra Automóvil Club Río Cuarto”.

La causa que lleva adelante como abogado de la empresa el doctor Omar Gregorio López de Alda es por la emisión de cheques sin fondos, los cuales la comisión directiva del ACRC le dio a la empresa que en su momento se encargó de la repavimentación de un sector del autódromo.

La jueza Betancourt, ante el no cumplimento de la sentencia emitida por el ACRC, designó a la martillera Borges para que ejecute la misma mediante la subasta del predio donde se encuentra el autódromo.

Otra causa
No es la única demanda que la empresa San Ignacio de Loyola S.A. le realizó al Automóvil Club Río Cuarto, ya que además de esta que ya tiene sentencia firme, se está tramitando una paralela en el Juzgado de Primera Nominación del juez José Antonio Peralta.

“Ambas causas van de la mano y en los próximos días saldrá la sentencia que se sumará a la ya emitida por el juzgado de la doctora Betancourt”, confirmó el abogado López de Alda.

Esta segunda causa es por el mismo caso que la anterior, la emisión de cheques sin fondos por parte de las autoridades del ACRC.

El monto de la deuda
Consultado sobre el monto total de las demandas, el letrado López de Alda confirmó que luego de las actualizaciones de ambas causas, el monto que le deberán pagar a la empresa supera los 760.000 mil pesos.

El inicio del conflicto
El 3 de junio de 2012 se presentó en Rio Cuarto el Turismo Carretera. Para ello, se repavimentó la extensión del “Parque Ciudad de Río Cuarto”.

Para llevar adelante estos trabajos, se contrató a la empresa con asiento en Villa Mercedes, que además tenía una planta en Holmberg, San Ignacio de Loyola S.A.

El trabajo a simple vista fue terminado a tiempo y forma, lo que posibilitó que se corriera la fecha, aunque con un sinnúmero de inconvenientes ya que el pavimento se fue rompiendo en el transcurso del fin de semana.

A partir de ahí comenzaron las acusaciones cruzadas entre las autoridades del ACRC y los responsables de la empresa, argumentando los primeros los déficit en la obra, contestando los segundos que la misma se había realizado de la manera que correspondía.

Confiando en la resolución en su favor del conflicto, desde el ACRC se cerró la cuenta de la cual fueron emitidos los cheques y los mismos fueron rechazados por falta de fondos.

Hoy la justicia, por lo menos en uno de los casos, determinó el incumplimiento del club local, le embargó el autódromo y está preparando todos los trámites para su remate.

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog