martes, 19 de mayo de 2015

Falleció Juan Carlos Pergolezi

El automovilismo está de luto. Un apasionado de los fierros, un laburador incansable pero por sobre todo un buen tipo, muy querido por todos nos dejó esta madrugada. Juan Carlos Pergolezi falleció  a causa de un paro cardiaco y dejó un legado imborrable en sus amigos y la hinchada de Chevrolet que lo cobijó como un idolo.


Pintor y chapista de oficio, corrió en karting, GTM, TC Regional, Pro Car 4000, TC Regional y Turismo 4000 Argentino. Fánatico de Roberto Mouras y de Chevrolet, Pergolezi se dió el lujo de correr en Turismo 4000 Argentino con un chevrolet pintado igual que el mítico Siete de Oro del Toro como un eterno homenaje a la leyenda de Carlos Casares, por lo que cada vez que ese auto salia a pista era el delirio de los fans. Quizas por eso y por su confeso amor a la marca se ganó el amor de la hinchada y de varios que tuvieron la suerte de tratarlo.

Una anécdota lo pinta de cuerpo entero: "Cuando fuimos con el 7 de Oro al Pro Car debutamos en una carrera doble, con pilotos invitados; había 45 autos en el circuito 12 del Gálvez. La 15 (la hinchada de Chevrolet) fue también y la gente le sacó fotos al auto todo el tiempo", relata el casanovense y agrega: "Era una clasifica sola, no pude clasificar por un tornillo que se zafó de la caja de velocidades. Por eso largué 44; en una carrera llegué 11 y en la otra 13. Pero lo increíble fue que al final me llevaron en andas. No lo podía creer".

De su taller de la calle Juan de Alagón, de Isidro Casanova, varios autos de TC, TCP, TCM y TCPM estrenaron sus diseños. Además, Pergolezi fue el encargado de restaurar el Pina 7, auto con el cual Roberto Mouras peleó el campeonato 91 de Turismo Carretera. "Nunca pensé en el marketing, era un homenaje mío para el Toro. Por eso lo hice gratis (...).Fui a buscar el auto y lo traje a mi taller, en donde lo tuve tres meses. Era el azul y blanco con el 3, y corrió por última vez en el 91. Estaba a la miseria, con butacas rotas, golpeado, rayado, una llanta de cada color, un desastre. Le puse de todo, el aceite, calipper nuevos, hice todo el service nuevo, le coloqué el líquido de las cajas, frenos nuevos. En definitiva, quedó para correr", recordó en una nota que le realizaron en el Diario Popular.

Su corazon dijo basta con jóvenes 50 años y partió a la eternidad a darle color a ese cielo gris de amargura y lágrimas por su partida.

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog