martes, 24 de noviembre de 2015

25 años sin Bordeu

El 24 de noviembre de 1990, víctima de una leucemia fulminante, y a los 56 años de edad, fallecía Juan Manuel Bordeu. Fue una de las glorias del Turismo de Carretera, en el que conquistó 21 competencias y el título de campeón argentino de 1966. También se destacó en monopostos, al ganar en 1959 en Monza (Italia) con un Stanguellini de la Fórmula Juniors.



(ESCRIBE DANIEL ERREGUERENA - FOTOS ARCHIVO HISTORIA TC) Juan Manuel Bordeu naciò el  28 de enero de 1934 en Mar Del Plata. Se crió en la estancia "La Pelegrina" de Balcarce y vivió sus años de adolescencia en Capital Federal.Se inició en el automovilismo a los 18 años como acompañante en el Turismo Carretera de Jorge Olazabal en la Vuelta de Santa Fe de 1952.Ya en esa época "no fumaba ni tomaba alcochol porque pensaba que un futuro piloto no debía descuidar el fìsico tan estupidamente".

Esa frase definìa su absoluta entrega y pasión por el automovilismo.

Oficialmente debutó como piloto en 1954 en la carrera Panamericaba de México con un Chevrolet,aunque en esta abandonó.Tiempo más tarde haría su primera intervención en el TC en una prueba para "no ganadores" en la Vuelta de Mar Del Plata con un Ford comprado a Bruno Reynal O`Connor con el que finalizó 8º.

Pero,por cosas del destino,no tuvo continuidad.Sólo intervino en dos competencias en septiembre de 1956 con sendos abandonos.Tuvo una pausa de dos años en la que se dedicó a trabajar en el campo familiar hasta que el Gran Premio Standard del ´58 lo tuvo como protagonista con un Volswagen escarabajo de 1200c.c

A traves de un amigo,en un encuentro casual en un restaurante de la ruta 2 se vinculó con Juan Manuel Fangio."Lo conocí en el boliche 'Tome y traiga' de Chascomús.Iba para Mar Del Plata y paré para estirar las piernas. Encontré a un amigo,Eduardo Larroca,que me lo presentó.Yo le conté que el automovilismo era mi búsqueda y que quería empezar de abajo pero en Europa.Él me invitó a pasar por sus oficinas de Buenos Aires cuando quisiera.Empecé a ir todos los días.Una vez me preguntó si quería viajar a Europa con él. Fuí;¿Comó no iba a ir? Yo buscaba una carta de presentación suya y se me aparecía la posibilidad de llegar a Europa junto a él. Cuando arribamos a Italia había un montón de periodistas esperándonos. A él,por ser él. A mi porque tenía 25 años,ojos claros, me llamaba Juan Manuel, era de Balcarce, y entonces suponían que era su discípulo y que podía ser su sucesor".

Con un dejo de emoción continua relatando:"Lo bravo era, que Fangio nunca me había visto manejar,pero me abrió todas las puertas igual. Debuté en Mónaco en la Fórmula Junior con un Stanguelini. Fui segundo en la clasificación y llegué a estar tercero en carrera. No estaba mal. Despues vinieron otras competencias hasta que llegó Monza..."


¿Qué sucedió en ese circuito? Dejemos que nuestro protagonista nos siga contando: "Él (por Fangio) me hizo ganar en Monza. Me explicó los secretos del circuito. Había que viajar muy fuerte en el curvón. A fondo,apuntandole a un arbol grande y sin levantar el pie hasta encarar después, lo que quedaba del curvón en diagonal.'Si haces así,me dijo,ganás la carrera porque ahi todos le pegan una levantadita Juan Manuel,todos'.Cuando me decidí en los entrenamientos,fui a fondo,le apunté al arbol,me zambullí,y entré cómodo.Pasé en boxes;miré los tiempos.Estaba un segundo adelante de todos y habia 42 autos.El domingo fue impresionante;cuando llegué al curvón, éramos ocho autos juntos.Después miré para atras y estaban a 50 metros.Gané de punta a punta con record de vuelta. Cada vez que pasaba por el box me marcaban un segundo más de ventaja...Era el segundo que me había dicho Fangio".

A la carrera ganada en Monza tambíen se le suma una victoria en Austria,compartiendo un Porsche 356 con Von Dory y a su regreso a la Argentina con un NSU Prinz del equipo Autoar.Ganó en la categoría "A" del Gran Premio Standard.

En 1960 corrió los 1000 kilómetros de Buenos Aires con un Porsche RSK en Pareja con Pedro Von Dory logrando un quinto puesto final y la satisfacción de ser el mejor argentino clasificado. Pasó por la Habana compitiendo con un Lancia Degrada de Fórmula Junior. Retornó a Europa para competir en F.Junior,esta vez con el equipo Lola. Ganó en Suecia,quizás, la más amarga de su trayectoria: "Mientras en honor mio tocaban el himno inglés, tenía por única compañía a dos mecánicos del equipo Lola que en cuanto terminó la música se fueron y yo me volví al hotel".

1962 lo encontró preparándose para su debut en la Fórmula 1. Entrenándose en Goodwood sufrió el accidente más grave de su vida."Me accidenté con un Lotus Elite GT. Estaba probando y de pronto,sentí un golpe.Giré instintivamente la cabeza porque presentí que todo venía de atrás.Me sentí impulsado por el aire.Volé desarmado y fuí a golpear contra el suelo.Quedé inmóvil,desarticulado,pero no perdí el conocimiento.Experimenté como nunca la extraña sensacion de que me iba muriendo.Que me alejaba lentamente.No tenía ni miedo ni pena.Sólo sentía dolor en mi pierna derecha quebrada y un ardor inmenso en la espalda. Me ví sin ropas,sin zapatos.Nunca lo olvidaré...".

Sin embargo,a los pocos meses vuelve a las pistas en Nassau (Bahamas) compartiendo una Ferrari 250 GTO con Carlo Abate.Abandonaron,pero al año siguiente corre en Sebring con la misma Ferrari de la scuderia Centro Sud y nuevamente con Abate clasifican quintos en la general. En la Targa Florio se presenta nuevamente con la GTO y se clasifica sexto en la general,esta vez compartiendo el volante con Giorgio Scarlatti.

El 3 de marzo de 1963, retorna al Turismo Carretera en Olavarria,donde logra un tercer puesto final,detrás de los Hermanos Emiliozzi y Segundo Taraborelli,en la carrera donde se mata Juan Galvez. Por consejo de Fangio, hace debutar a "La Coloradita",el Chevrolet que preparaba el hermano menor del quíntuple, Rubén "Toto" Fangio."Fue el único auto mio.A lo mejor por eso,es uno de los que más recuerdos y que más me gustó manejar. Cuando el 'Chueco' dijo de hacer un auto,a nadie se le ocurrió preguntar la marca, ya todos sabía mos que debía correr con Chevrolet" 

Pero....¿Comó surgio la idea de pintar esa Cupecita de color rojo? Angel Colavita,uno de los integrantes del equipo de Maneco lo recuerda así: "Bordeu había sufrido un accidente muy serio. Cuando se recuperó, pensó en incursionar en Turismo Carretera, y le encomendó a "Toto" la preparación de un auto. Si bién éste ya había hecho ese trabajo para su hermano Juan, necesitaba ejercitarse, así que empezó a preparar un auto para el madagariense Héctor Vallo que tenía una empresa de Camiones.Con él participó en varias carreras. Hasta que llegó el momento del debut para Bordeu.Cuando todo estaba listo 'Toto' me pide una opinión sobre el color.Ahí me acordé que acababa de salir un rojo chino muy lindo que era de Duperial, y se lo propuse. 'Bueno,hacete cargo vos' me dijo. Y a partir de ahí quedó el nombre. Por eso él me decía: 'Vos fuíste el creador de La Coloradita'

Además de los acompañantes,primero Alberto Lozano,y luego Hugo Sanchez, Bordeu siempre tuvo colaboradores,aparte del pintor Angel Colavita,a "Cocón" Duffard,Vicente Di Muro,Vicente Marezca y Abel Elizalde.

Cabe agregar que nuestro protagonista empezaba a correr en sociedad con Mariano Calamante (p).Compartían el mismo auto pero corrían carrera por medio.Tiempo más tarde Calamante decide hacer su propio auto y se separa de la sociedad.

En ese año,Bordeu intervino en siete carreras.Dos primeros puestos (Junín y Pehuajó),dos terceros (Olavarria y Necochea) y un cuarto lugar fue la cosecha de esa temporada.

Al año siguiente gana el la XI Vuelta de olavarria,en Bahia Blanca,en la IX Vuelta de Rojas,en la II Vuelta de Carlos Casares y el Gran Premio,obteniendo el subcampeonato de la categoria,detras de los Hnos Emiliozzi.

La temporada de 1965 no empezó bien. En la Dos Oceanos (la carrera que unia Mar del Plata con Viña del Mar y regreso) en la segunda etapa,Venado Tuerto-Uspallata, mientras corria por los caminos montañosos del paraje Vuelta de Oro en dirección a Uspallata (Mendoza) se desprende la tapa del depósito de agua. El sistema en ebullición hace saltar la tapa a presión y un chorro de agua hirviendo salta sobre las espaldas de Bordeu y su acompañante Alberto Lozano,quemándolos. "El auto iba tirando con todas las ganas. De pronto explotó el tanque de agua y mi acompañante y yo sentimos al mismo tiempo un dolor terrible en la espalda.Se empañaban todos los  y quedamos sin visibilidad. Atiné a pisar el embrague dos vece y soltarlo para que el motor se detuviera.Tiré la dirección hacía la montaña,instintivamente,porque del otro lado estaba el precipicio. Con una mano busqué la traba de la puerta y con la otra el cierre de los cinturones. Al salir,el dolor había desaparecido.En realidad, era tan grande que no lo sentíamos.Casi al borde del desmayo,y como pudimos,empezamos a sacarnos la ropa empapada con agua hirviendo. Cuando nos hicieron el primer examen se asustò todo el mundo: yo tenia el 40% del cuerpo quemado...".

Rolo De Alzaga,quien venía detrás de ellos,vió todo y detuvo su Ford Falcon. Junto con su acompañante subió a los accidentados y corrió como nunca hacía Uspallata para que los quemados no sufrieran más. El doctor Arce, del Regimiento 16 de Infantería, diagnosticó quemaduras de segundo grado.

Después,un avión llevaría a Mendoza a los heridos que quedaron internados en el Instituto Del Quemado.Al mediodía siguiente,el doctor Jacobo Sanmanes anunció que "no quedarán cicatrices en ninguno de los dos". Maneco se recuperó en Julio pero disputó pocas carreras en el resto del año.

1966 fue su año.Ganó nueve carreras de TC (el 47,05% de las disputadas) que bastaron para,luego de veintiseis años,poner al Chevrolet en el lugar más alto,y cortar con la racha de 4 títulos de los "Gringos de Olavarria". Aunque lo fuera nunca se sintió campeón.Una vez le preguntaron si se sentía orgulloso del lauro logrado.Él les respondió:"¿Orgulloso por ser campeòn del automovilismo?.Orgulloso estaría si hubiera podido salvar la vida de alguíen,como médico por ejemplo. Por haber ganado el campeonato,estoy muy satisfecho pero no orgulloso"

Luego,en 1967,con la "Coloradita" reformada acorde a las libertades que otorgaba el reglamento del TC,no pudo hacerle frente a los Torinos oficiales de Oreste Berta,por lo que su principal corredor, Eduardo Copello,se adueña del título de ese año.

En 1968 logra una sola victoria pero con otro auto.Aceptó el ofrecimiento de los Hermanos Gonzalez para correr con el "Monito", un bergantín reformado por ellos con motor oficial de Concesionarios de General Motors. Con ese auto gana en el Autódromo Municipal de Buenos Aires.La misma carrera donde Carlos Pairetti hace debutar al Trueno Naranja,abandonando sobre el final.

También actúa en la película "Turismo Carretera" de Rodolfo Khum,a la que asesoró deportivamente. En diciembre una nueva temporada internacional lo tiene como protagonista.Esta vez con un Brabham de Fórmula 2 facilitado por el diario Crónica.

A principios del 69 corre un par de competencias de Sport Prototipo con un Baufer motorizado por el ingeniero Joseph.luego se desviculó de General Motors y firma contrato con Crhysler. Bordeu,a modo de despedida,decía:"Estoy agradecido y reconocido a General Motors,al Chevrolet que me dió tantos exitos...pero el automovilismo es cada vez más profesional y si tengo la posibilidad de mejorar lo hago.Me ofrecieron pasar a Dodge en condiciones muy buenas,por eso acepté".

En ese año aceptó el ofrecimiento del Conde Volpi para probar la Serenissima,un sport prototipo para correr enpareja con Jonatham Willians en los 1000 Kms de Nürburgring.Luego de algunas vueltas de práctica en el trazado alemán,se resolvió no correr la prueba dado que el auto no estaba a punto.

A su regreso,ajusta todos los detalles con Fangio para la intervención de los Torinos 380W para las 84 horas,en la misión que él iba a integrar.Pero desgraciadamente se accidenta compitiendo en una carrera de TC en Los Cóndores (Cordoba),pegandose una piña impresionante y queda inactivo por el resto del año.Oscar "Cacho" Franco lo reemplazaría en la misión.

"El 21 de julio de 1969,el día en que el hombre llega a la luna,fue el día mas desafortunado de mi vida.Estaba corriendo en Los Cóndores,en Cordoba,y explotó una cubierta delantera de mi auto.Éste,antes de desintegrarse,me tiró unos 200 metros.Increible:una clavícula rota,siete costillas aplastadas,fracturas en un brazo,una pierna,un pié...Me encontraron enterrado en un arenal.Mi acompañante,José Masciotra,quedó dentro del auto,nunca comprendió como pude salvarme,yo tampoco..."


De vuelta a las pistas,en 1970,se vuelve a accidentar probando un Baufer Dodge del equipo Chrysler de SP en el Autódromo de Buenos Aires. Como consecuencia de ello,sufre la fractura de tres costillas.

El 21 de julio corre en Bragado en el nuevo TC Fórmula "A" estrenando el Valiant de los Hnos Bellavigna. Abandonó por una pìnchadura de Pistón.

Al mes siguiente,anuncia retirarse del SP para dedicarse de lleno al TC "A" y la F1 Mecanica Nacional.Aquí maneja un Pianetto-Dodge.Corrió pocas competencias sin ningún resultado positivo.

En TC corre en equipo con Carlos Loeffel de coequiper,Bordeu compite con un Dodge Polara mientras que Loeffel lo hace con un Valiant IV,siempre contando con la preparacion de los Bellavigna y el apoyo de los Concesionarios Chrysler.

El retorno al triunfo  se produjo en 1971 en la carrera de Olavarria y en Bragado con el Polara.Con eso posibilita la vuelta a los primeros planos y luchó el campeonato con Luis Di Palma hasta la última fecha,el Gran Premio.Pero la victoria del "loco" Luis  en ese GP lo privó de volver a ser campeón.

"El adiós lo fui madurando despacio.Tardé unos cinco años.Desde el accidente de Los Cóndores sabía que el retiro estaba muy cerca.En Zapala,mientras corría,iba pensado todo el tiempo en lo mismo.Puede ser que el vicio de correr me haya robado mucho de mi vida. El automovilismo me permitió elaborar dos teorias: Estando en Europa, sin compañía ,la teoria del automovilismo en soledad.Esa que sentí en Suecia,cuando gané y no tenía a nadie a mi lado.Terrible.Y la del automovilismo de relación que me dió el Turismo Carretera,que me permitió ganar amigos y me hizo sentir acompañado.La falta de ese aspecto humano me inclinó a decirle que no al Conde Volpi,cuando quizo que volviera a Europa para correr en la F1. Y soy consciente que hasta fui egoista.Pero los Bordeu somos cinco hermanos y todos los años que estuve corriendo,ellos se encargaron de hacer producir el campo de Balcarce.Pensaba que ya era hora de retribuirles su ayuda".

Si bien dejó de competir nunca se alejó del mundo automovilístico.Fue dirigente del Automovil Club Argentino (entre 1967 y 1990).Titular de la Comisión Deportiva (1976).Representante del ACA ante la FISA (1983 y 1984). Presidente de la Fundación Juan Manuel Fangio (1986) y Subsecretario de Deportes y Recreación de la provincia de Buenos Aires (1990)

Juan Manuel Bordeu fue el hombre que nunca se le escuchó levantar la voz,el que nunca se sintió importante, aunque lo fuera.Este humilde muchacho de ojos grises culminaba,a modo de adiós,esta frase:"Yo traté de ser,siempre,un buen tipo.Simplemente eso.En una de esas consigo que se acuerden de mí por haber sido un buen tipo..."

Por desgracia,el 24 de noviembre de 1990,fallece victima de leucemia.Y es hasta el día de hoy que se lo recuerda con afecto y mucho cariño,tal como quería que lo recuerden

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog