martes, 24 de noviembre de 2015

"Quiero que mi papà me vea ganar en el TC"

Si bien no pudo ganar, Santiago Mangoni logró en Comodoro Rivadavia un resultado que lo coloca como candidato al título de TC. El Grandote resumió así los años de sacrificio, de alegrías y sinsabores para llegar a disfrutar de este momento en la Máxima categoría del automovilismo argentino.


(FOTOS FABIAN LUJAN Y PRENSA PRO) Tiene la agenda completa, su celular no para de sonar y siempre se lo ve dispuesto a los micrófonos ahora más que nunca ya que la situación lo requiere. Brilló en Comodoro Rivadavia y fue parte del 1-2 de Torino escoltando al ganador Josito Di palma y logró sumó puntos de Oro que le abren el camino al campeonato de TC. Sin dudas, Santiago Mangoni junto con el Laboritto Juniors estan viviendo un presente más que soñado en esta altura del año en el Turismo de Carretera.

En declaraciones radiales al programa RPM del colega Ariel Bibbó, Santiago arrancó la nota haciendo mención a su padre Tulio Mangoni y del largo camino emprendido de sacrificios y sin sabores para llegar a tener este presente en el TC, siempre remarcando el apoyo incondicional de su familia y en especial a su papá Tulio: "Yo lo hago con pasión y trato de vivir el automovilismo. Mi viejo es muy pasional y yo lleguè a donde llegué gracias a mi viejo y a mi familia que siempre me apoyó. Como todos conocen, mi viejo ha tenido varios accidentes, y a mi siempre me quedó grabado una frase que me dijo cuando estaba internado, un día de Agosto de 2009 cuando estaba accidentado, donde yo medio que quería largar todo y el me dijo que quería verme ganar en el TC. Yo pensé que ni siquiera iba a correr en el TC. Cuando llegó el debut lo disfrutamos juntos, después nos amargamos juntos con los malos resultados. Cuando llegó el podio de Paraná fue como decir “cada vez estamos mas cerca sin pensarlo”.Pensé que este fin de semana quizás se podía dar por como había arrancado, pero por cuestiones del automovilismo no se pudo. Pero yo se que estoy cada vez mas cerca de cumplir el sueño de él y obviamente un sueño personal también. Asi que estoy tranquilo y esperando que me llegue la oportunidad de darles tanto para mi viejo, como para mi y todos los que me acompañan, el gran gusto de poder ganar en el Turismo de Carretera".

El fin de semana arrancó bien para el joven de Balcarce. Con el auto asistido por Sebastian Mauriño en el Chasis y los motores de Jhonny Laborito, Mangoni logró hacer el uno en los entrenamientos y la pole en la clasificación general. "Cuando logré mi primera pole, un poco por el tema de los medios y las notas, como que no te deja caer en la realidad de lo que había hecho. Después cuando llegué al hotel, analizando con mi hermano (Pablo) caímos que hicimos la pole en el Turismo de Carretera. O sea, una categoría que era inalcanzable. Ser el mejor de la clasificación tiene un sabor muy especial. Si bien fue atípica la clasificación porque a los demás le tocó lluvia, yo creo que el auto y el tiempo que yo había hecho era para pelearla".

El sabado temprano al mediodía, peleó la primera serie y perdió en el arranque merced a una maniobra de sobrepaso de Luis José Di Palma y arribó en la segunda posición. Al respecto, Santiago analizó: "Despues de la serie cambió totalmente la situación porque ya ahí estaba un poco caliente porque no había podido ganarla, quizás yo me veía como posible ganador de la misma. La verdad es que perdimos la punta en una buena maniobra por parte de Josito Di Palma y ya cambió un poco todo".

A la hora de ver la final, el Gigante vino del Sur más Gigante que nunca. Partió desde la cuarta posición y fue escalando superando a Matias Rossi en principio, y a Lionel Ugalde después. Achicó las diferencias entre Josito Di Palma y logró pegarse a la cola del Torino buscando los huecos para sobrepasarlo. Sin embargo, la entrada del pace car enfrió la carrera y las chances de la victoria. "El hecho de querer ganar cambió a buscar un lugarcito entre los tres de último minuto, de querer llegar. De todos modos fue un gran fin de semana que al final del mismo me quedó un pequeño sabor de decir: “podría haber ganado y se me escapó por poco”. Cuando pase esa hora de transición de analizar la carrera dentro mio me quedo tranquilo, o sea no tuve más para dar, no arriesgué nada, corrí al limite todo momento queriendo ganar, queriendo pasar y avanzar pero bueno. Llegué hasta donde llegué y es tremendo el resultado que conseguí, quedará para más adelante cuando se de la chance cuando menos lo espere. Ahora un poco uno se pone ansioso por querer ganar, es la realidad. Uno quiere que ya venga la próxima y contar con el mismo auto, pero la realidad es que el TC es muy difícil y que no te da tantas chances. Yo este fin de semana perdí una pero creo que no va a ser ni la primera ni la ultima y como estaba madurando particularmente como piloto y el auto, sino será en La Plata creo que el año que viene si Dios quiere va a llegar la victoria. Asi que vamos tranquilos y disfrutamos cada momento porque hoy el momento que me toca vivir no se cuando se va  a repetir, la realidad es esa. Llegar a la definición de un campeonato de TC es hasta un poco ínsolito para mi, como no se cuando se puede llegar a repetir. Quizas el año que viene no se, gano dos carreras y no entro al Play Off o no llego con chances. Entonces disfruto este momento y ya veremos cuando llega la victoria o si será más adelante".

La última fecha del torneo 2015 del TC se disputará el 13 de diciembre en el autódromo de La Palta. Matias Rossi llega al frente de las posiciones de la Copa de Oro con 158,50 puntos (dos triunfos), le siguen Omar Martinez con 156 (tres victorias) y Santiago Mangoni con 131.5 (sin victorias). Más atrás se ubican Facundo Ardusso con 127 unidades (un triunfo),Guillermo Ortelli 126 (una victoria) Agustín Canapino 119 (un triunfo) y Luis José Di Palma 118 (una victoria).

En el campeonato general, que determinará el ranking para la próxima temporada, Santiago se ubica en el 9° lugar con 316 unidades. Todavía no cae y asi expresa su pensamiento: "Totalmente lejano de mi pensamiento, es la realidad. Así como asumo que estaba nervioso y que me costó dormir y todo también asumo de que es impensado que yo pelee un campeonato de TC. Para mi el año pasado fue tremendo en lo personal, el año que debuté en el TC fue deportivamente uno de los peores. Este año cuando cambié de equipo, dentro mio decía y por ahí hablando con mi viejo “y si andamos entre los 20 tenemos que festejar todas las carreras”. Era el objetivo y arrancamos, empezamos a llegar entre los diez, después peleamos adelante, después empezaron las frustraciones de estar entre los cinco en varias carreras y nos tocó abandonar. De repente fuimos a Paraná, del puesto 26º del campeonato me toca hacer un podio, cambia el reglamento y dijimos “ya el año está salvado”. Te imaginas ya un podio en Paraná, otro podio más, pelear una carrera nuevamente pero más firme como ninguna en el año y estar en donde estoy en el campeonato. Aparte que en la fase regular estoy noveno y es buenísimo porque estába 16º y escalé hasta el noveno puesto y es muy difícil en el TC. Me han mandado mas de mil quinientas fotos y mensajes y todos los mensajes me ponían la foto de la Copa de Oro. Esta Rossii, Martinez, hay un bache ahí que está mi nombre, y abajo está Ardusso, Ortelli, Canapino, Di Palma, Werner, Pernía. Todavia no caigo, no tomo conciencia de lo que logré y lo que estoy logrando. Yo siempre digo y no quiero ser repetitivo, pero la última carrera del TC en Balcarce fue en 201. Yo corría en el TC Pista pero un año antes yo la vi en la sierra la carrera. Entonces hoy verme en donde estoy para mí es muy llamativo y lo disfruto como puedo. Quizas, a veces cuando me relajo y pienso a donde llegué es como empezar a analizar pero también hay que estar tranquilo y consciente que esto no se da todos los días y hay que disfrutarlo".

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog