miércoles, 25 de noviembre de 2015

Roland D'Ieteren, el noble que estuvo en el Museo del Automovilismo "Juan M. Fangio"

El Presidente del Consejo de Administración de un prestigioso grupo automotriz belga con más de 200 años de historia, visitó el Museo este lunes. Ávido de conocimiento, admiró las unidades y hasta posó con algunas de ellas. “Este lugar es fantástico, maravilloso”, remarcó. 



(ESCRIBE ADRIAN SANCHEZ - FOTOS MUSEO FANGIO) La visita de un empresario y magnate europeo recibió el pasado lunes el Museo Fangio. Se trató del Barón Roland D'Ieteren, Presidente del Consejo de Administración del grupo D'Ieteren con sede en Bruselas (Bélgica), y cuyos servicios y productos principales tienen que ver con el rubro automotriz. La firma, pionera en la fabricación y venta de vehículos, operante desde 1805 cuando fue fundada por el constructor de carrozas Joseph-Jean D'Ieteren, es hoy una de las más acreditadas de Europa, sirviendo a más de 13 millones de clientes en unos 33 países. Trabaja con las marcas-ícono Volkswagen, Audi, Skoda, Seat, Porsche, Bentley, Lamborghini, Bugatti y Yamaha.

Fuera de todo protocolo, D'Ieteren se manejó por el Museo con humildad y disfrutando cada pasaje, acompañado por su amigo argentino Eugenio BREAD, recorrió los diferentes niveles expositivos junto al Vice Presidente de la Fundación Fangio Sr. Carlos ALVAREZ y el secretario de la misma Dr. Fermín AZCARATE.

Apasionado de los automóviles, sacó fotos con su celular y hasta “se probó” un par de vehículos. “Este lugar es fantástico, maravilloso”, repetía cada tanto en un español claro. Dispuesto a las fotografías , se lo vehía emocionado ante las estampas del “Flecha de Plata”, Ferrari D50, Maseratti 250 F y cupecitas de Fangio. Bromeaba con su séquito y escuchaba con respeto. Resultaba difícil relacionar a este hombre simple con una empresa cuyo volumen de negocios supera los 5.000 millones y medio de euros.

Además de sus negocios, D'Ieteren posee en Bruselas un Museo privado de vehículos: la galería D'Ieteren, que presenta carruajes tirados por caballos de la nobleza belga, como así también objetos, fotografías y documentos con más de 200 años historia de la compañía. Curiosos modelos de vehículos como un Pegaso Z-102 de 1953 que fue encargado para Eva Duarte de Perón, pero nunca utilizado por la muerte de esta, meses antes. El auto es una “perla” entre unos 250 coches Auto Union, Bentley, Studebaker, Porsche, Volkswagen, Bugati y Maserati.

Concluida la visita, los Sres. AZCARATE y ÁLVAREZ hicieron entrega de una placa reconocimiento y una ejemplar de lujo del libro "Siglo Fangio" a D'LETEREN, que este retribuyó con dos volúmenes sobre la historia de su empresa. Finalmente firmó el libro de visitas del Museo, donde el empresario manifestó textualmente: “¡Que Museo más fantástico! y con una historia magnífica de un Gran Señor…lo que ví me llena de placer: “¡Felicitations!” y gracias por el tiempo que me reservaron: Roland D'Ieteren 22/11/2015.” Antes de irse, D'Ieteren (a esa altura Roland, para quienes compartieron la visita), compró algunos productos de la “Boutique del Museo”, como la legendaria indumentaria Suixtil, y su exclusiva línea Heritage que vistiera a Juan Manuel Fangio durante casi toda su etapa deportiva y que hoy permite a los aficionados identificarse fielmente con las leyendas de aquellos tiempos. El lunes 23 fue el día en que el Museo, le abrió la puerta a la nobleza.

Entradas populares

Buscar

Archivos