lunes, 18 de abril de 2016

LA PALABRA DEL GURÌ

Ante la polémica y las fuertes críticas hacia Omar Martinez por su exclusión técnica luego de la carrera de Concordia, el Gurí cuenta su versión de los hechos alegando que corrió con el motor de pruebas.



El TC está que arde. Finalizada la competencia del domingo se realizó una exhaustiva revisación tècnica en los motores de ocho autos, entre ellos el del Gurì. No pasó: El motor tenía 3.300 cc de cilindrada cuando lo permitido es 3.210.

Conocida la novedad, diò para todo tipo de especulaciones y hasta en la tribuna se duda de la integridad del entrerriano. Por ello y para decir su versión de las cosas, Omar Martinez publicò en twitter una carta pública en la que dió su explicación de los hechos:



Ante las noticias, opiniones y comentarios que por distintos medios se han expresado en relación a mi exclusión de la carrera de Turismo Carretera disputada en la localidad de Concordia, provincia de Entre Ríos, el pasado domingo 17 de abril de 2016, quiero dirigirme a mis seguidores, sponsors, amigos, periodistas y todo el público en general a fin de informarlos sobre los hechos ocurridos.

En primer lugar, deseo aclarar como Director del equipo, que asumo en forma excesiva toda la responsabilidad y deslindo en forma absoluta a todos los integrantes de mi equipo, en especial a mi motorista Julián Adamo. Sin pretender justificar lo acontecido, quiero poner en conocimiento de todos, lo que ha sucedido.

Este fin de semana, habíamos decidido ir a correr con el motor de repuesto, que es el que habitualmente utilizamos para hacer pruebas y ensayos. Teniendo en cuenta, que la próxima competencia ha de disputarse en Olavarría, es una carrera extensa (500 kms), decidí preservar el motor principal -con el cual corrí todas las carreras- y utilizar el de repuesto. Debido al cúmulo de tareas de todo el equipo, producto de participar en varias categorías, no advertimos que el motor armado de "repuesto" estaba fuera de reglamento.

Con dolor asumo toda la responsabilidad, pero también debo necesariamente destacar -sin que ello sea justificación alguna-, que en mis años de trayectoria siempre me he comportado correctamente, y que un error no puede poner en duda mi integridad como persona y corredor en el epílogo de mi carrera.

Siempre tuve una conducta de respeto hacia todos mis colegas, cumpliendo con todos los reglamentos vigentes de todas las categorías en las que he participado. También destaco que mis autos, pasaron y aprobaron todas las revisiones técnicas y todos los controles de las autoridades deportivas a lo largo de toda mi carrera

Nunca tuve la mala intención de obtener en forma ilegítima ventajas deportivas. Todos conocen el amor que le tengo a mis hijos y jamás le dejar esa enseñanza.

Asumiré todas las consecuencias y las sanciones justas que las autoridades deportivas me impongas. Finalmente quiero manifestar mi total y absoluto acuerdo con los controles exhaustivos que le realizó la ACTC una vez finalizada la carrera.

Omar Martínez.

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog