miércoles, 13 de abril de 2016

Orlando Idiart cambia la boina por el casco

El hombre se suma a partir de este fin de semana a la Clase 1 de la Monomarca con el Fiat 128 con el cual su hermano Raul corriera hace un par de temporadas atrás. La preparación integral del auto la realiza Victorio Josep.


Nuevos horizontes se avecinan para Orlando Idiart. El “paisa”, como lo conocen en el ambiente, es un viejo conocido del automovilismo zonal ya que trabajó en varias oportunidades debajo de un auto de carreras. Con boina, camisa y vaquero, Iriart asistió a corredores de la zona ya sea trabajando en la puesta a punto de algún zonal o cocinando asados en peñas, cenas o eventos de fines benéficos.

Pero a mediados del año pasado decidió correr con el Fiat 128 con el cual su hermano Raul compitió con cierta regularidad en la Monomarca. Por ello, paciencia mediante, puso manos a la obra y de a poco comenzó con el armado del auto junto con un reducido grupo de colaboradores.

Finalmente, Orly se dio el gusto de probar por primera vez en el autódromo de Mar del Plata a comienzos del verano y fue el primer paso para cumplir un viejo anhelo: competir en las carreras zonales. El segundo, desde ya, lo dará este fin de semana cuando debute en la Clase Uno de la Monomarca Fiat. Divisional que creó la dirigencia con el objetivo de abaratar costos, sumar pilotos y darle un plus de potencia al modelo Uno dentro de la Clase 2.

Se vienen dando todas las cosas –Arranca el Paisa- . Todo arrancó en una reunión de amigos, allí me sugirieron de que había que subirse al auto y probar. Victorio Josep es el que me hace el auto y es el que me dijo que me daba una mano. Fuimos a probar, nos sentimos bastante cómodos, empezamos a trabajar y estamos confiados para girar nada más. Para estar y pasar un buen día con los amigos y eso”

Cabe destacar, la clase 1 tendrá carreras con pilotos invitados. Para la ocasión, Idiart invitó a Fernando Delle Rose. Será el regreso de Fernando al mundo del zonal ya que hace cuatro años que dejó de competir siendo su última carrera en el autódromo de Dolores, en este último tiempo se dedicó a competir en los campeonatos locales de Paddle y Tenis. “Se subió al auto, quedó conforme con todo y si Dios quiere, él nos va a acompañar” declara.

Orly remarca el apoyo incondicional de su hermano Raul, de su familia y los chicos de la Peña Pétalo Blanco. Y también de Ezequiel Rosconi ya que también se subirá como piloto invitado en las próximas competencias de la divisional.

“El objetivo es tratar de poder  seguir a alguien y tratar de llegar. Además, la idea mía es tratar de correr en los tres circuitos que se están corriendo. Ojalá que se pueda correr en Balcarce pero si se pudiera haríamos el esfuerzo desde donde no hay para poder correr ahí. Despues si se puede correr todo el año correremos o haremos las que podamos”.

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog