martes, 25 de octubre de 2016

APSE en Tres Arroyos: Victorias de Rattiguén, Mónaco, García Pisani y Cerimelo

El trazado Segundo Taraborelli de Tres Arroyos se corrió la octava fecha del calendario de APSE, Una fiesta que vibró con la Monomarca 1100 y que despues se vió empañada por golpes de puño en Minicross

(ESCRIBE DANIEL EMILIO PEREYRA) Un gran final tuvo la octava fecha de APSE, desarrollada en el Segundo Taraborelli, de Tres Arroyos y al que hubo que agregar cambios sustanciales de acuerdo a lo vivido en la calurosa tarde.

Es que en pista se vio ganador a Juan Cruz Lavié, en la Monomarca y luego la técnica encontró que el peso del volante del motor no se encuadraba en lo reglamentado.

También, en Minicross, la relación de compresión en el motor de Darío Alonso -segundo en pista- estaba fuera de lo exigido y la inmediata exclusión.

En pista, hubo de todo y hasta escenas de pugilato.

Promocional
En la final de los Titulares, largando desde la novena posición, avanzó hasta llegar a la punta y permitirse esperar lo que pueda ocurrir en estas dos últimas fechas para ver si puede retener la corona.

El juarense Luciano García Pisani, con el renolito quebrantó el dominio de José Pérez, con el fitín, el que penó un poco por el derrame de lubricante producto de la rotura de un fuelle.

Fue Bruno Cerimelo el que completó el podio, en su primera alegría de la tarde.

En la segunda final, la conocida como de Invitados, Cerimelo (se arma el motor) se fue con el triunfo y todos se mostraron muy emocionados por lo obtenido en la dificil pista tresarroyense.

Aguantó a los experimentados Mario Morey y al loberense Matias Prado.

Minicross
Guido Mónaco se hizo de la segunda victoria consecutiva en Minicross y ahora se permite liderar con cierta holgura, contando con la mecánica de su padre Beto.

A poco de comenzar la finalísima, el fuerte despiste de Maximiliano Ohaco y Martin Aranguren, se originó al ingresar al curvón  y derivó en una serie de escenas que hicieron retrasar el cronograma.

Ohaco retornó a pista y minutos después, cuando un auxiliar ayudando a retirar el vehiculo de Aranguren, determinó en un intercambio de golpes de puño ante la mirada atónita de los espectadores.

Con rapidez se sumaron otros auxiliares de pista para poner punto final a la bochornosa acción; lo que hizo que las fuerzas policiales retiraran a Aranguren y así dar curso al espectáculo con una amplia demora y los autos depositados en recta principal.

Después, se conoció el recargo de diez segundos a Javier Cutura, por el toque al auto de Aranguren.

Así, con un panorama muy claro, Mónaco se alejó de todos y giró muy tranquilo para irse victorioso.

Alonso había sido escolta y luego excluído en la técnica; haciendo que Pablo Loreficchi y Mauricio Egidi escalaran al segundo y tercer lugar.

Roque Menna peleó por la punta y la rotura del escape lo retrasó ostensiblemente.

Monomarca
Debe ser una de las mejores carreras de la Monomarca de APSE, de los últimos tiempos.
No hubo tregua alguna. 

Al turno de la largada, fue el dulcense Luciano Altuna el que se encargó de mandar en pista y sin importar todo lo obtenido por aquellos experimentados de la categoría.

Altuna, con motor del Jefe Giménez (el que utilizara Carlos Blanc, en la última carrera) mantuvo a raya a Marcos Marioli, en las primeras acciones y luego a Petete Rattiguen y Juan Cruz Lavié, nada menos...
Lavié hizo dos maniobras milimétricas para superarlos.

En primer orden buscó por afuera del curvón y con el auto totalmente cruzado se hizo del segundo puesto, dejando tercero a Rattiguén.

Luego, repitió la misma acción y alcanzó meter el auto para quedarse con el liderazgo; mientras que en el acceso a los mixtos, Altuna se pasó apenas y de allí en más debió esmerarse para retomar el pelotón de punta.

Segundos después, el inoportuno toque del olavarriense Traina propinado a Alejandro Segovia, hizo que fue excluído con bandera negra.

Así y con seis vuelta de alto voltaje protagonizadas por Lavié y Rattiguén, el aplauso (pocas veces visto en las carreras de APSE) expontáneo selló esta octava fecha de manera felíz.

Luego, en la técnica todo varió.

Ahora, Petete Rattiguen (como en aquella carrera que se adjudicó al ser excluído Francisco Traina) y en Tres Arroyos, alcanzó su segundo triunfo en la temporada y el liderazgo en el certamen 2016.

A esto, le sumamos la desazón del dulcense Andrés Angeli que se quedó con ganas de competir ante la rotura del motor.

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog