lunes, 20 de marzo de 2017

SHOW DEL APPK EN TANDIL

Los cinco grupos del Kart del Sudeste, entregaron una vibrante kermesse en el reducto de las sierras, con buen clima y un sol que deleitó a la buena concurrencia que disfrutó la movida.



(ESCRIBE LUIS ORLANDO SANCHEZ - FOTO MIGUEL ANGEL ) La cantera del Sudeste transita un tiempo muy particular, con nuevas propuestas y actores, sumó cerca de un centenar de aspirantes en la Villa Don Bosco.

La categoría deberá “acomodarse” a los cambios, hoy no están los potentes dragones que era la carta de presentación de APPK, ni muchos protagonistas que han emigrado a otras expresiones del zonal, no obstante han llegado nuevos pilotos, y la presencia de otras categorías como los “150”.

Hay que adaptarse a épocas de vacas flacas. La situación no es de bonanza, y el semillero lo siente y lo sabe. En el Espelet, segundo desafío del periplo 2017 el show tuvo condimentos, y esos ingredientes fueron positivos para que la categoría mantenga salud y autoestima.

Noventa y seis aspirantes en los cinco grupos, con triunfos de Valentino Lopez Cieza en Escuela, el pampeano Manuel Alvarez Castaño en Junior, Mariano Fornes en Master 150, Diego Matas en Cajeros 150, y en los veloces 125 c.c. Directo, primera conquista para Santiago Skeich.

Entretenido aperitivo
Los jovenes de la clase Escuela con 16 aspirantes, entregaron un intenso movimiento sobre catorce vueltas, con el triunfo en pista del juarense Bautista Iturrart, seguido por Alejo Hernández. Los dos gladiadores fueron excluidos por técnica quedando la victoria para Valentino López Cieza, completando el podio el azuleño Simón Volpi, y Tomas Amaray. Francisco Camps fue cuarto, cerrando el quinteto de avanzada Lucas Crudele.

Por el lado de los Junior, otra propuesta interesante con un Manuel Alvarez Castaño manejando con determinación los hilos de los dieciseis capítulos, Gran trabajo de Berni Moreno segundo a la postre, con la preparación del ex-motociclista Carlos Fernández, y de Gonzalo Sotelo, con los motores del loberense Gustavo Gramigna. En orden de méritos, se encolumnaron “Nico” Thurler, el “crédito” de Azucena Pedro Ochoa en firme tarea, al igual que el sexto, el joven de Rauch, José Agustín Larroude.

Master con alta temperatura
El show emotivo y de lucido manejo, lo expusieron los Master 150, el nuevo tiempo de APPK. 27 actores en acción, una definición con alta térmica y propuestas relevantes. Mariano Fornes mostrando su talento y convicción desarrolló una tarea superlativa, utilizando metales provistos por su hermano Ariel, y Gustavo Trumpio. Marcelo Tambucci que dominó gran parte del combate, puso el resto pero no logró neutralizar el “tren” que venía de atrás. Veinte capítulos de alto voltaje, Fornes enhebró su segunda conquista, seguido por M. Tambucci, y tercero en aplicada tarea Juan I. Férnandez. Alexis Hiriart, y Agustin Carpinetti completaron los top five.

Atractivo desafío de los Cajeros 150
Otra batalla que tuvo sabrosos condimentos fue la final de los Cajeros 150, con duelos para tener en cuenta. Matas, Lucas Ortiz, y Caracino, y “bailando” cerca Ibauza, Jose Fani, Moretti, H. Carpinetti, el debutante Ezequiel Vieytes (atendido por M. Pando en la primera variante), y el azuleño Nicolás Matta.

El puntero manejó con gran autoridad la punta, logró contener los embates de Ortiz, enhebrando una notable victoria con los motores del bolivarense Guillermo Sproviero superando al de Quequén y Nocochea Lucas Ortiz por 44/100, tercero fue Germán Caracino, cuarto Ibauza y quinto Nicolás Matta. Completaron la plantilla de los diez, Walter Moretti, Hernán Carpinetti, Marcos Pando, Lucas Iriarte, y Ezequiel Vieytes.

Skeich puso primera
Inesperada, pero las carreras terminan cuando cae la cuadriculada. Notables pilotos han ganado o perdido batallas casi cerradas. En las sierras, y en el epilogo de una definición fragorosa se eliminaron los lideres, Sergio Alonso y Jonatahn Bordacahar. Detrás, Damian Walker, Joel Pianzola y Santiago Skeich proponían una entrega sin tregua. En la primera variante, sector donde se definen muchos pleitos se había producido uno de los golpes de escena, aún quedaba más, no sería el último, porque el joven Skeich con los motores del suizo – argentino Werner Trottmann se dió cuenta que no había lugar a segundas opciones, había escaso tiempo y fue a la carga, ejecutó primero a Pianzola y luego en la última acelereda quebró en un cierre con alto dramatismo y suspenso, al marplatense Damian Walker.

Una atractiva fiesta de la cantera, con cinco grupos que respondieron con creces a este nuevo tiempo que vive, transita y respira la Asociación de Pilotos y Propietarios de Karting. Olavarría, dentro de algunas semanas, aguarda a la cantera para celebrar otro show, como nos tiene acostumbrados.

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog