lunes, 29 de mayo de 2017

EL MILAGRO DE INDIANÁPOLIS

Este pasado domingo, el piloto Scott Dixon salió ileso tras estrellar su monoplaza contra el muro y salir volando unos 40 metros. Dixon salió caminando de la pista a pesar de sufir un aterrador accidente en la vuelta 53 de Indy 500


Scott Dixon (Honda) ha sufrido ileso de uno de los accidentes más espectaculares que se recuerdan en la Indy Car. Ocurrió en la vuelta 53. Jay Howard entró mal en una curva del circuito y acabó impactando contra el muro. Acto seguido, el coche derrapó hasta la mitad de la pista, momento en el que aparece el Honda de Scott Dixon para impactar sobre el coche de Howard. Como consecuencia, el monoplaza de Scott se partió por la mitad y salió literalmente volando con vuelta de campana y explosión en el aire incluida. Increíble, aunque no tanto como ver al propio piloto salir por su propio pie.

Del coche siniestrado, que tras el espeluznante golpe comenzó a arder y dar una vuelta de campana, solo quedó intacta la celda de supervivencia. El resto se desintegró.

Entrevistado luego del accidente, el propio Dixon declaró: "Es difícil evitar eso, te aguantas dentro del auto, pero lo más importante es que estamos bien. Me siento mal por mis patrocinadores, pero estamos bien y estoy contento por eso". Dixon, quien salió como uno de los favoritos de la competencia agregó: “Tengo que darle las gracias a  Dallara y a todas las personas de seguridad que laboran aquí”.

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog