lunes, 5 de junio de 2017

Talento made in Madariaga

Julián Tevez, de apenas 16 años, trabaja duro para debutar en el Turismo Special de la Costa. El pibe cuenta con antecedentes en el karting (tierra y asfalto) y la Fórmula 5 Metropolitana. Y se entusiasma más allá: “Quiero llegar al Turismo Carretera”.



(Por Claudio Barrueco).- Ya hace tiempo que un Tevez está dejando su huella en el mundo del automovilismo. Eso sí, nada tiene que ver con el reconocido Carlitos, actualmente en el Shanghái Shenhua del fútbol chino. Este Tevez se apellida así (sin acento en la primera vocal), responde al nombre de Julián y tiene apenas 16 años. Hay muchísimo talento en su persona. Es made in Madariaga.

“Arranqué a los 9 en el karting de tierra; en 2011 pasé al karting de asfalto, participando del campeonato de PAKO, y el año pasado me subí a un auto de la Fórmula 5 Metropolitana”, se presenta el joven piloto antes de enfrentar el mano a mano con EL MENSAJERO… Ah, un detalle importante: su amigo Gerónimo Rogers, campeón argentino de SUP Surf, también interviene en la ronda de cafés.

-Hace unos días tuviste la posibilidad de manejar un auto del Turismo Special de la Costa. ¿Cómo fue esa experiencia?
-La verdad, se trató de algo muy lindo. Fue un gran salto con respecto a lo que venía manejando. La potencia de esos autos es muy diferente. Pero bueno, la pudimos zafar. Con el correr de las vueltas me fui adaptando. Y realmente terminamos con muy buenas expectativas.
-Aclaremos que el auto fue un Chevrolet, alistado por el equipo BC Competición, que el año pasado terminó como campeón con Marcelo Guerra al volante. Todo un lujo…
-Sí, seguro. Algo muy nuevo para mí. En las primeras vueltas fui acompañante del propio Guerra y pensé que nunca lo podría llevar, más que nada por el tipo de manejo. Por ejemplo, es muy diferente el empleo de las piernas. Se usa el embrague y hay que hacer punta y taco en todas las vueltas. Eso no es nada fácil. Pero creo que con experiencia lo voy a ir adquiriendo.
-¿Alguna vez habías manejado autos con techo?
-Nunca. Solamente había andado en karting y fórmula.
-¿Y cómo se dio la posibilidad?
-Bueno, a principios de año había apuntado a correr en una categoría de fórmula, pero los números se fueron muy altos. Ahí, buscamos alternativas. Y Lionel Ugalde fue quien nos sugirió contactarnos con la familia Baudo. Hablamos, fuimos a la sede del equipo, probamos la butaca y repasamos algunos detalles del auto. Y enseguida decidimos hacer una prueba en el autódromo de Mar del Plata.
-Enseguida también llegó la noticia de que con 16 años no podías debutar en la categoría.
-Sí. Fue al día siguiente de la prueba: me explicaron que para correr en el TSC debía contar con una licencia de 17 años como mínimo. Por esa razón, no queda más alternativa que esperar hasta fines de septiembre. Igual seguiremos con las pruebas para llegar bien afilados a la primera carrera. El 10 de junio volveremos a Mar del Plata.
-El TSC, entonces, es el principal objetivo.
-Hoy por hoy, sí. Porque nos sentimos muy cómodos el día que fuimos a probar. Y eso nos gustó. Hay mucha pasión en lo que hacen en esa categoría.
-Ahora, ¿se analizó la posibilidad de incursionar en otra categoría zonal de menor potencia antes de saltar al TSC?
-Sí, se analizaron todas las posibilidades. De todas maneras, el grupo que me acompaña terminó apuntando a un TSC. Me preguntaron si me gustaba la idea, y como todo piloto joven les respondí que sí. Aparte se dio de subirme a un Chevrolet, la marca de la cual soy hincha, ja.

La charla tiene un break. Tevez respira, toma un sorbo de café y se apresta a seguir respondiendo sobre parte de la experiencia cosechada. Antes, remarca que un tal Matías Rossi es “el mejor piloto de la actualidad”. Y escucha las flores que llega a tirarle el también talentoso Rogers: “Para mí es gran piloto y persona. Somos amigos, compañeros de escuela y hasta entrenamos juntos. Nos llevamos muy bien”.

-¿Cómo fue lo de la Fórmula 5 Metropolitana? Integraste el equipo GTR de Mariano Giallombardo, primo del conocido Mauro.
-Sí, y aprendí muchísimo. Tuve la posibilidad de comenzar a manejar las cargas con las libras y la suspensión, lo cual me cambió todo con respecto al manejo en el karting. El año pasado arranqué sin saber nada de eso y terminé con mucha experiencia, incluso peleando en los puestos de adelante.
-¿Tenés referentes?
-Y, yo venía siguiendo los pasos de Mauro Giallombardo. Su primo Mariano quería llevarme por el camino de “La Rana”, pero eso se hizo muy difícil por lo económico. Veremos qué puede darse a partir de ahora…
-¿Lo conociste a Mauro?
-Sí, lo traté muchas veces.
-¿Y te llegó a dar consejos?
-Mauro siempre daba su opinión. Igual él solamente se sentaba y manejaba, ja. No es un tipo que habla mucho.
-¿A qué apuntás?
-Para mí lo mejor sería hacer escuela en las categorías del Mouras. Después, manejar un TC Pista. Y al final cumplir el sueño de muchos pilotos: el Turismo Carretera. Es una categoría que me llama mucho la atención.

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog