martes, 25 de julio de 2017

La FIA explicó sus razones para implementar el Halo

La FIA decidió en la última reunión del Grupo de Estrategia introducir el sistema Halo en 2018, algo que ha recibido críticas, por lo que la FIA explica sus motivos



La Federación Internacional de Automovilismo ha emitido un comunicado explicando por qué el halo es la mejor solución para mejorar "la preocupación central de la FIA en cuanto a la seguridad" en Fórmula 1 a partir de 2018.

La FIA ha alegado a la evolución de la competición del motor y su persecución por mejorar la seguridad en pista gracias a los avances tecnológicos. "En la última década hemos presenciado muchos accidentes que han afectado a la seguridad de los pilotos. Es por ello que la FIA ha desarrollado una solución para contrarrestar los impactos frontales en el área del cockpit", citaba dicho comunicado.

LA GPDA –Asociación de pilotos de carreras– comunicó al presidente de la FIA –Jean Todt– en julio de 2016 que algún tipo de protección frontal para la cabeza del piloto debía "ser implementada lo antes posible". A pesar de que el Grupo de Estrategia de la F1 así como su Comisión acordaron implementar un sistema de seguridad para 2017, finalmente se ha confirmado para la temporada próxima.

La FIA asegura que investigaron a fondo otras opciones como el 'Aeroscreen' de Red Bull, por ejemplo, que se testeó durante los entrenamientos libres del GP de Rusia de 2016. Sin embargo, consideran que el halo obtiene datos más exitosos.

Para analizar las posibles variables de seguridad, la FIA realizó test con maquetas pensando en los tres diferentes tipos de accidentes que pueden darse en pista: contacto entre coche y coche, impacto entre coche y el ambiente o choque entre un monoplaza y objetos externos. Los test de la Federación revelaron que en los incidentes coche contra coche el halo es capaz de resistir 15 veces la carga de un coche en estático y es capaz de reducir significativamente el riesgo de lesiones.

En cuanto al impacto entre coche y ambiente, el halo podía evitar que el casco chocase contra un muro, usando las referencias de accidentes previos para llevar a cabo las pruebas. Por último, en relación a los objetos externos, la FIA explica que el halo puedo desviar grandes objetos del cockpit, así como un aumento en el nivel de protección contra objetos más pequeños.

Además, los comentarios de los pilotos que lo probaron en pista –al menos una vez cada equipo durante 2016– revelaron que la visibilidad no se ve comprometida, y a pesar de la base central del dispositivo, no hay ninguna obstrucción visual para los pilotos.

La FIA ha querido remarcar que han revisado y mejorado el procedimiento de extracción del piloto del cockpit con el halo en el coche en caso de ser necesario, y el tiempo que esto supone entra dentro de los estándares de seguridad.

En abril de 2017, el Grupo de Estrategia y la Comisión de la F1 acordaron que darían "prioridad a la implementación de un sistema de protección transparente, parecido al llamado 'escudo' para que se obligatorio en 2018". Sin embargo, y después de probarlo la semana pasada en el GP de Reino Unido, la solución elegida ha sido el halo dadas las "limitaciones del sistema del escudo".

Cabe recordar que el diseño que conocemos del halo, véase la foto principal de esta noticia, no será el definitivo y oficial para 2018, en principio. La FIA ha confirmado que a lo largo de este año revelarán cómo será el diseño definitivo.

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog