miércoles, 13 de septiembre de 2017

Oscar Durotovich: "Poder hacer esto son cosas que realmente te enriquecen el alma."

El "Duro" estuvo probando en el autódromo Juan Manuel Fangio a fin de ajustar todo para competir este fin de semana con el TC del Sudeste en el circuito La Cascada en Tandil. 



(FOTOS DANIEL ERREGUERENA) Oscar Durotovich desarrolló buena parte de su carrera deportiva en APAC y cuando esta se dividió siguió corriendo en la Clase B con un Valiant. Este año decidió renovar el desafio y junto con su grupo y con fierros que eran del Valiant armaron una cafetera con mecánica Chevrolet para debutar en el TC del Sudeste. Debutó en el arranque de temporada en Lobería y con la mecánica de la familia Sansiviero

En la tarde del miercoles, Durotovich salió a hacer unas tiradas en el kilómetro del autódromo. Esto es el tramo de la contrarecta que une la curva uno con la curva dos, y junto con su grupo decidieron probar unos cambios que le realizaron en el auto a fin de eliminar esa molestia en el motor que lo aquejó durante la carrera pasada desarrollada en Lobería. Bajo un sol radiante, entrevistamos al experimentado piloto balcarceño.

"Estamos viendo algún detalle que nos quedaba pendiente y por suerte tenemos la gran suerte de poder venir a hacerlo acá, que es el lugar en donde se debe hacer, en donde lo tenemos que hacer y donde debería andar todo el mundo ya que no molesta a nadie. En la ruta, el problema es que mucha gente se enoja con justísima razón. No estamos exentos de mandarnos alguna macana, por más que pensemos que arriba del auto no nos puede pasar nada. Quizás por una distracción podemos ocasionar un accidente. Si pasara algo acá no jodemos, porque realmente somos los que venimos porque nos gusta. Podemos estar tranquilos. Hay un montón de beneficios que podemos aprovecharlos todos los que tenemos un auto de carrera y los que nos gusta esto como para no hacer ninguna macana fuera de lo legal. Podemos asentar los frenos, no podemos hacer locuras pero este poquitito que nos dan a nosotros nos sirve de mucho".
"Además vinimos a disfrutar un poco de esto que es tan lindo junto con mi hijo y con mi amigo que es el armador del motor de mi auto. Estamos tratando de dejar todo listo como para poder el fin de semana estar en Tandil y a ver si podemos tener un poco de mejor suerte"

-¿Quién te lo prepara?
-Es Alberto Sansiviero de Ayacucho. De hecho el motor es de él porque el mío no me lo quiere hacer (risas), Así que está mimándolo un poco como para ver si podemos dar ese saltito que necesitamos para poder estar lo más adelante posible.

-Oscar vos sos un piloto con muchos de carrera en APAC y has peleado victorias. Este año encaraste el desafío de armar y competir con un auto del TC del Sudeste. ¿Qué sensación te genera correr en esta categoría y a poco de haber debutado este año?

-Esto era un desafío personal de la época mía, de los que vimos girar una cafetera en el autódromo de Balcarce. Quería darme el gusto de poderme construir mi auto y poder correrlo. El hecho de poder disfrutarlo con mi familia, con mi hijo y mis amigos es lo que más añoro de todo esto porque realmente lo estoy disfrutando más de viejo que de chico. Quizás antes era un poco más impulsivo y se quería llevar el mundo por delante, hoy lo estoy disfrutando desde otra perspectiva y mejor que antes.

-Lo estas disfrutando porque compartís el fin de semana y todo el armado del auto con tu familia ¿De lograr el resultado sería como la cereza del postre no?
-Seguro, el otro día en Lobería lo pusimos arriba del postre a la cerecita pero se cayó a último momento (sonríe). Pero bueno, en otro momento me hubiese venido pateando todas las piedras de Lobería hasta casa pero llegamos el fin de semana pasado acá y aunque no te voy a decir que me quedé contento hoy lo tomamos de otra forma. Igual lo disfruté muchísimo. Es otra cosa: para mí es venir, correr, disfrutar, pasar el día, poder desenchufarme un poco de lo laboral y poder hacer esto son cosas que realmente te enriquecen el alma.

LA ÚLTIMA PALABRA

Entradas populares

Buscar

Archivo del blog