jueves, 1 de febrero de 2018

X-Raid seguirá con el desarrollo del buggy de MINI de cara al Dakar 2019

Sven Quandt, responsable del equipo, aseguró que seguirá con el desarrollo del vehiculo con el cual llegaron con poco desarrollo en la rampa de largada de la última edición del Dakar.



(Motorsport-Total.com) Ganó un buggy, pero no era el suyo. Hace ya tiempo que X-Raid perdió su posición de fuerza dentro del Rally Dakar y las últimas dos ediciones han puesto de manifiesto que el equipo dirigido por Sven Quandt precisa de una profunda revisión de su proyecto. Sólo un coche entre los 10 primeros en la llegada a meta del pasado sábado 20 de enero en Córdoba, un resultado escaso para el equipo que dominó el rally-raid más duro del planeta desde la marcha de Volkswagen Motorsport.

A pesar de lo que pueden ser noticias muy negativas para el equipo germano y para MINI, Quandt sigue siendo optimista, manteniendo la apuesta y el foco sobre el buggy que disputó la edición 2018 del Rally Dakar, a pesar de que sólo el de Mikko Hirvonen consiguió terminar 19º la carrera después de un sinfín de problemas mecánicos. Un bagaje que no permitirá a los de X-Raid dormirse durante este año si quieren estar listos para el próximo mes de enero.

Según las declaraciones del propio Sven al medio alemán Motorsport-Total, el coche llegó con el tiempo justo a la salida de Lima el pasado mes de enero. Apenas fueron 6.000 kilómetros de test realizados en Marruecos para asegurarse de que iba a ser efectivo sobre la arena, algo que obviamente no fue suficiente para evaluar su competitividad, especialmente teniendo en cuenta que el debut competitivo no se produjo precisamente hasta el inicio del Dakar de este año. El responsable de X-Raid asegura que sólo hubo problemas graves con un sensor y que el rendimiento fue aceptable para ser el primer año. Por el camino, los mejores resultados parciales del equipo fueron el inicio meteórico de Bryce Menzies que sólo duró una etapa y los seis Top 10 de Mikko.

"Terminamos el buggy muy tarde, hubo partes que ni siquiera se probaron porque los proveedores las habían entregado demasiado tarde, así que lo sabíamos de antemano y quisimos saber dónde estábamos con el coche. En verano conocimos las novedades en el reglamento 4×4, reaccionamos y comenzamos con el desarrollo del MINI de tracción total para hacerlo más ligero. Se puede ver que el rendimiento es bueno, estamos seguro de que el chasis es mejor que el de Toyota, pero tenemos un poco menos de potencia. En cuanto al buggy, una vez que has empezado con su desarrollo lo sacas. La fase conceptual es responsabilidad de nosotros, con un total de cinco compañías y 45 ingenieros involucrados. Es el proyecto más grande que hemos realizado hasta ahora".

El objetivo aun así no se ha visto modificado. X-Raid seguirá con el desarrollo de ambos coches para el próximo año, repartiendo así la estrategia hasta conocer cuál es la decisión de ASO acerca del recorrido para la edición 2019. Será entonces cuando previsiblemente los de Sven Quandt decidirán en cuál centrar más esfuerzos.

Entradas populares

Buscar

Archivos