jueves, 14 de junio de 2018

Se rodó en Balcarce un especial de TN Autos

Esta semana se rodó en la ciudad un programa especial en instalaciones del Museo y del Autódromo Juan Manuel Fangio. En el mismo, su conductor Matías Antico probó un Mercedes Benz 300 SL Roadster perteneciente al Quíntuple. Además, EL RETEN mantuvo una distendida nota con su conductor.

En la semana el reconocido periodista y presentador del programa TN Autos, Matias Antico, estuvo por Balcarce trabajando en la producción de un programa especial filmado en el Museo Fangio y en el Autódromo Juan Manuel Fangio. En el autódromo, Antico se dio el lujo de probar el Mercedes Benz 300 SL Roadster, uno de los autos preferidos y preciados por el Chueco.

De perfil bajo, estatura mediana y ropa acorde, EL RETEN mantuvo una charla formal y distendida con el conocido conductor. Cerveza de por medio y luego de una jornada agotadora de producción del programa, Antico nos anticipó que este especial rodado en la ciudad de Balcarce saldrá el sabado 23 de Junio 23, y se repetirá al día siguiente a las 14.30, por la señal del canal de noticias TN.

"Cada vez que puedo vengo a Balcarce porque todos son muy hospitalarios, nos tratan muy bien. Hacía rato que tenía ganas de volver al Museo, así que me dije"bueno me tomo un tiempito. Voy y lo visito" y de paso salió una notita viste. Así que va a salir dentro de poquito una nota muy cortita del Museo que es muy linda".

-En la semana estuviste en el Museo Fangio recopilando imágenes para el programa y a su vez recorriéndolo. ¿Es linda la sensación de ver tan de cerca los autos que este atesora y ver por tu cuenta esos detalles que solo unos pocos le prestan atención?
-Son máquinas que no se ven todos los días, que son increíbles, que están re contra cargadas de historia. Yo siempre tengo un problema: en la televisión vos sabes que los tiempos son tiranos y el programa nuestro es cortito ya que tiene media hora nada más. Yo empiezo a hablar y no paro. Veo eso y me entusiasmo y está bueno porque es como volver a ser chico. Yo entro al Museo y me empiezo a desesperar y quiero hablar de todo, quiero mostrar todo y los chicos me dicen "che Matías, no es un documental viste?" (Risas). Más allá de lo profesional, está bueno porque vuelven como a sacar el entusiasmo de uno por los autos fuera del trabajo. Las historias y los próceres como Fangio.



-Lo que hay detrás de cada auto sin dudas...
-Es que cada auto tiene una historia. Una historia muy rica de una época de oro del automovilismo, de pilotos como Juan Manuel Fangio que no eran solamente pilotos sino que también eran mecánicos. Eran tipos que tenían que buscar prácticamente hasta el dinero y los medios para poder correr. Ahí está cupecita número Uno de carreras como la Buenos Aires - Caracas. Eran epopeyas que hoy ni el Dakar plantea tantas exigencias y semejante desafío ¿no?

-Una carrera que originalmente tenía planeado llegar hasta New York.
-Es un delirio absoluto que yo creo que si lo hubieran podido hacer, lo hubieran terminado haciendo. Fangio ahí tuvo mala suerte porque se le fue de las manos el auto y murió el acompañante. Es una historia que yo creo que a él lo marcó de por vida. Pero bueno, no deja de ser una historia épica del automovilismo.

-Con el programa has probado autos deportivos, autos 0 Km en circuitos de leyenda. Te has dado un cierto gusto también...
-La verdad que sí. Hay que reconocer que a esta altura estoy hace más de 20 años haciendo esto. No digo trabajando porque es suena muy drástico (risas).  Yo siempre digo que tengo una actividad, no que tengo un trabajo. Casi te diría que prácticamente vivo en el autódromo de Buenos Aires, voy casi todos los días. Son muy hospitalarios, receptivos conmigo y es como mi segundo hogar. Voy a autódromos en otros lados: estuve en Estoril (Portugal), en Le Mans, en Nürburgring, en Aragón, en Silverstone, en Suzuka, en un montón de lados. Estuve en circuitos increíbles y a veces con pilotos: hace poco estuvimos en el Hermanos Rodríguez probando el Porsche 950. Estuve de acompañante de Walter Röhrl ni más ni menos en un auto en Le Mans. En Jacarepaguá y en Interlagos con Nelson Piquet. Fue increíble todo.


-Tuviste un lindo privilegio de conocer a esos pilotos y ver como son como persona detrás de cámara, detrás del personaje ¿no?
-Hay pilotos que son una sorpresa, más allá de los que uno puede conocer. Yo por ejemplo conozco al flaco Juan María Traverso que es una leyenda viviente y es un tipo muy divertido, al igual que Cocho López. Conocí tipos extranjeros, tipos consagrados como Nelson Piquet, que decís "este tipo está hablando conmigo que no soy nadie" y sin embargo toda la onda. Con Sebastíen Loeb que el otro día estuvimos andando en Buenos Aires. La otra vez Hayden Paddon nos llevó a girar con el Hyundai en el súper especial de Carlos Paz a ritmo de carrera: Fue una cosa increíble. Y siempre uno se baja con la misma conclusión: yo no sé manejar al lado de estos tipos. Me pasó con Hannu Mikkola, un histórico del Rally Mundial, en el año 2013 se cumplía el aniversario del triunfo de él en el año 1983 acá en el Rally Mundial que ese año se corrió en Bariloche. Vino el auto original, que no se si era el de él o el del compañero -un Audi Quattro de esa fecha-, y lo manejó Mikkola con más de 70 años. Yo no te puedo explicar cómo llevaba ese auto ese muchacho sin ayudas electrónicas, sin preparación, con todo el piso mojado, fue increíble...

-Estando acá en Balcarce me es imposible no preguntarte sobre el autódromo. ¿Que te genera girar en el circuito cuando lo haces con tu auto particular o haciendo un Test Drive?
-Mira, La Barrosa tiene algo que no tiene otros que es lo panorámico, lo escénico. Yo creo que es el autódromo más escénico del país, cargado con una gran historia, cargado con el alma de Fangio ahí dando vueltas. Es algo muy especial y a mí siempre me gusta venir. Aparte tengo casa en Necochea ya que voy desde chiquito allá, tengo gente conocida acá en Balcarce. Es una zona que quiero mucho y es como que uno está a gusto. Más allá de eso, el autódromo es un autódromo técnico y es muy interesante para venir a probar autos picantes sobre todo.

-En el cierre de la nota te pregunto Matías. ¿Te quedó algo pendiente en tu trayectoria como periodista o como gusto personal?
-Ehhh sí....creo que algún día voy a ser legislador (se ríe). Eso no tiene nada que ver con los autos, pero posiblemente me quedó la espina de no haber corrido o quizás haber dedicado tiempo al pilotaje. Quizás me podría haber anotado en alguna categoría y despuntar un poco más el vicio pero creo que hubiera sido imposible llevar las dos actividades juntas. Aparte cuando uno es chico, yo empecé de muy chiquito en esto, tuve la oportunidad y la aproveché. Era lo que siempre quise y si alguna vez tuve la intención de correr en alguna categoría la archivé para siempre.


Entradas populares

Buscar

Archivos