martes, 27 de noviembre de 2018

APAC CULMINÓ EL CAMPEONATO 2018 EN RAUCH

El Martin Fierro de Rauch cerró el campeonato de APAC con Marcelo Zarzábal en la clase “B” y Diego Castañino en el grupo mayor se consagraron campeones 2018. En T.C. del Sudeste Ricardo Soteris alcanzó la corona teceista, y Roberto López consiguió el bicampeonato en el TS 1850.



(EL DIARIO) El circuito «Martín Fierro» de Rauch recibió el fin de semana a las divisionales de APAC, TC del Sudeste y Turismo Sport 1850, con la presencia de 62 máquinas en parque cerrado y alrededor de 1.300 personas en el marco de público, para dar vida al premio «Coronación», que determinó a los monarcas de las diferentes categorías.

LOS CAMPEONES

En la Clase «A» de APAC el tandilense Diego Castañino se quedó con el título, sumando la quinta corona en la divisional (2006, 2012, 2013, 21015 y 2018), igualando la cantidad de logros que tiene José Larroudé en la especialidad. Por su parte Marcelo Zarzábal fue el campeón de la Clase «B», en tanto repitieron lo alcanzado el año pasado Ricardo Soteris, en el TC del Sudeste, y Roberto López, en el Turismo Sport 1850.

Lamentablemente el campeón saliente de la Clase «A», que había sido el poleman en clasificación, Sebastián López Islas, debió abandonar el espectáculo ante el fallecimiento de su padre en la jornada del sábado.

GUARISTE SUBCAMPEON

En el TC del Sudeste, el balcarceño Roberto Guariste, ganador de la fase Regular, a punto estuvo de no ser de la partida en la última fecha, pero finalmente se hizo presente en Rauch. Si bien las aspiraciones al título existían matemáticamente, era complicado para Guariste ir a una lucha directa por el título, pero las circunstancias que se dieron en pista lo mantuvieron en la lucha hasta promediando la competencia final.

En su serie finalizó 2° y arribó 3° en la prefinal. En la final se mantuvo entre los 4 primeros, hasta que un toque entre los dos primeros, Goicoechea y Argumedo, le permitió acceder a la segunda posición, que fue el lugar que ocupó, escoltando al ganador, Leonardo Beain.

Ricardo Soteris hizo una carrera tranquila, sabiendo que el 5° puesto le daba el título. Con ese segundo puesto Guariste alcanzó un merecido subcampeonato, premio a lo realizado durante toda la temporada.

FRUSTRACION PARA DURUTOVICH

A Rauch llegaba Oscar Durutovich como el rival más exigente para Soteris, separados por 19 puntos. Pero el fin de semana empezaba mal para el balcarceño, porque en las pruebas de clasificación del sábado se rompía el motor de su máquina. Se llevó el auto a Ayacucho y allí trabajó fuerte el equipo de Alberto Sansiviero para recuperar la planta motriz y así Durutovich pudo estar el domingo y empezó a dominar toda la actividad que hubo en pista. Fue el más rápido en clasificación y ganó su serie. La prefinal lo vio largar en punta y allí se mantuvo marcando diferencias y aumentando las esperanzas de ir por el título, con un medio mecánico que respondía a la exigencia. Le había descontado ya 11 de los 19 puntos a Soteris, que a su vez penaba con problemas de embrague. Hasta que lamentablemente otra vez el motor dijo basta y allí se esfumaron todas las aspiraciones del balcarceño, que quedó fuera del espectáculo y de toda posibilidad de ir por el campeonato.

JUNCO PELEO HASTA EL FINAL

Conociendo la trayectoria de Adrián Junco en APAC, no se podía esperar menos de lo que brindó en Rauch, dando pelea hasta el final en la lucha por el campeonato, un objetivo que estaba complicado en los números pero que era posible de alcanzar.

En un circuito que se fue rompiendo con el paso de las competencias, todas tuvieron mayor cantidad de vueltas dando puntaje y medio, se hizo dura la lucha por cada puesto. Y allí estuvo Junco con su Falcon, peleando metro a metro. Fue segundo en su serie y ganó su prefinal tras una atractiva puja con Federico Rodríguez Prieto, haciéndose de la victoria en la última curva.

En la final hizo lo que pudo, con un auto que ya a esa altura del programa venía sufriendo la exigencia, golpeado no sólo por algunos roces sino por el estado del piso. Desde la partida se mantuvo como escolta de Marcelo Zarzábal, hasta que en el final fue superado por Sebastián Vía, que también pugnaba por el campeonato.

La bandera de cuadros lo encontró ocupando el tercer escalón del podio, detrás de Zarzábal y Vía, cerrando con un gran trabajo la temporada, siendo tercero en el campeonato anual. Se convirtió además, junto a Juan Piccone, en uno de los pilotos con mayor cantidad de presencias en la Clase «B».

LOS MENDEZ CAMPEONES

Una vez más festejaron los motoristas balcarceños Ricardo y Mariano Méndez. En este caso fue en la Clase «A» de APAC, ya que atienden la planta motriz del tandilense Diego Castañino. Otra alegría para quienes con un perfil bajo pero con mucha seriedad y dedicación ponen en pista su reconocida capacidad.

Entradas populares

Buscar

Archivos