martes, 6 de noviembre de 2018

El Dakar 100% peruano deja fuera de juego a los grandes nombres argentinos

El cambio de ruta de la competencia más dura del mundo afectó a la ASO con una baja de inscriptos de números considerables. Una gran parte son de pilotos argentinos. INFORME



(IVAN FERNANDEZ - DIARIO MOTOR COMPETICIÓN) Quedaba claro desde el primer momento que un itinerario que no pasara por Argentina iba a comprometer gran parte de los proyectos deportivos para los competidores del país albiceleste. Aunque tardaron, nombres principales como Orly Terranova y Federico Villagra se sumaron a la presencia de algunos de los motards del país sudamericano que sin duda optarán a la victoria, entre los que nos encontramos a Franco Caimi, los hermanos Benavides o Diego Martin Duplessis. Es el otro grupo de pilotos, el que no están respaldados por ningún equipo oficial los que más han notado la salida de su argentina natal del recorrido.

Durante las últimas semanas se han ido sucediendo nuevos anuncios que no han hecho más que seguir el camino ya marcado por Renault Sport Argentina y Emiliano Spataro cuando oficializaban que las Dacia Duster no repetirán aventura. Lucio Álvarez, otro de los argentinos más destacados dentro de la categoría de cuatro ruedas anunciaba hace unos días en declaraciones al medio Campeones que no será posible competir en el Dakar 2019 debido a la dificultad de encontrar apoyos y sumar además la diferencia entre el peso argentino y el Euro.

El mendocino era una de las principales figuras de su país para incomodar a los proyectos más pudientes en la lucha por el Top 10 de la carrera sudamericana, especialmente después de su gran adaptación en el Dakar 2018 al volante de la Toyota Hilux V8 4×4, con la que llegó incluso a terminar segundo la etapa entre San Juan y Córdoba, penúltimo día de carrera. Precisamente desde este último punto tendrá que seguir la carrera José Antonio ‘Pipo’ Blangino, muy querido por los aficionados después de haber construido una versión de competición del popular Rastrojero para competir en el Dakar.

En esta ocasión el 4×4 de tan exóticas formas no podrá salir de los talleres de la familia, pasando también a engrosar una lista que algunos cifran ya en más de una docena de equipos menos respecto a la pasada edición. Precisamente Alicia Reina fue otra de las protagonistas de la carrera de este año, aunque en este caso por el infortunio que supuso la calcinación de su camioneta cuando todavía se encontraban en la tercera etapa, sorteando las dunas peruanas.

La piloto argentina ha competido en las últimas cinco ediciones de la prueba organizada por ASO, sin embargo, a falta de dos meses tiene complicado llegar a la sexta consecutiva también por los mismos temas de presupuesto que han afectado a Lucio y a Pipo. De conseguir ese último empujón económico necesario, ‘La Negra’, tal y como se le conoce cariñosamente a Alicia, podrá competir un año más al volante de una Toyota 4×4.

Prácticamente en el otro lado de la moneda nos encontramos las confirmaciones de dos de los pilotos chilenos más afamados de la carrera. Ignacio ‘el perro’ Casale y Francisco ‘Chaleco’ López, hace ya semanas que hicieron pública su participación en 2019 en la prueba que se celebrará íntegramente sobre suelo peruano, con Casale compitiendo en la nueva categoría UTV Open y Chaleco en SideBySide. Será el regreso para este último después de cinco años de ausencia, mientras que Ignacio competirá en su décimo Dakar haciendo un gran cambio y pasándose a un UTV Yamaha YXZ 1000 turbo con el que ya se le ha visto hacer algunas pruebas este año. Lamentablemente, todo parece indicar que los hermanos Patronelli no revivirán su duelo con el chileno en esta nueva era.

Entradas populares

Buscar

Archivos