viernes, 30 de noviembre de 2018

La caída de Abu Dhabi como patrocinador dificulta volver a ver a Sébastien Loeb en el Citroën C3 WRC

En el C3 con el que hizo la primera prueba de Ogier, el patrocinador desapareció y Pierre Budar confirmó la pérdida del patrocinador principal. Por esta razón, Citroen debería correr en 2019 solo con 2 autos que no tienen presupuesto para un tercero.



(DIARIO MOTOR COMPETICION) No son buenas noticias para el francés las que llegan desde Abu Dhabi. Patrocinador del equipo desde el año 2013 después de perder el apoyo de Red Bull a finales de la segunda temporada con el DS3 WRC, el apoyo financiero del emirato se había convertido en uno de los grandes pilares de la formación francesa, la cual ha subsistido durante el último lustro a pesar de no estar peleando por los títulos y del gran dominio ejercido por Sébastien Ogier, primero con Volkswagen Motorsport y en los dos últimos años con M-Sport, precisamente coincidiendo con la etapa más baja de Citroën.

Ahora que Ogier ha decidido volver al equipo de los dos chevrones para la temporada 2019 y llevarse junto a él uno de sus principales patrocinadores, Red Bull, la relación entre Citroën Racing y Abu Dhabi parece haber llegado oficialmente a su fin, algo que se reflejó durante la jornada de test del jueves, día en el que Sébastien Ogier comenzó rodando con el Citroën C3 WRC con el nombre del emirato en su capó, paragolpes delantero y puertas y que terminaría con todos los logotipos tapados. Pierre Budar confirmaba al medio francés L’Equipe que esta situación les lleva a la situación de únicamente alinear dos coches en 2019, el segundo de ellos para Esapekka Lappi.

"Sus representantes decidieron tomarse un descanso para hacer un balance de sus compromisos. Excepto que suceda un nuevo cambio, nos limitaremos a utilizar dos coches en 2019", dijeron.

En cuanto a Sébastien Loeb, tenemos que recordar que competirá el próximo mes de enero al volante de un Peugeot 3008 DKR ex-oficial propiedad de PH Sport, todo ello mientras sigue con las conversaciones con la estructura dirigida por Bruno Famin para que Sébastien Loeb Racing pueda seguir manteniendo en competición a los Peugeot 208 WRX. Muy difícil para el nueve veces Campeón del WRC el poder estar de nuevo sentado en el Citroën C3 WRC en 2019 si no ocurre finalmente el gran cambio que menciona Budar o Red Bull decide inyectar algo más de dinero para volver a tener a los dos compatriotas bajo el mismo paraguas de forma puntual.

Entradas populares

Buscar

Archivos