miércoles, 28 de agosto de 2019

Un Triste adíos.

Ignacio Antonio Gonzalez De Paoli partió ayer de este mundo tras una cruel enfermedad. Tenía 33 años. 



(ESCRIBE DANIEL ERREGUERENA) Lo recuerdo con mucho cariño al Gordo de Paoli. Con su sonrisa en los boxes como piloto o como dirigente de la Promocional del Atlántico. Un muchacho joven que siempre te recibía con una sonrisa y emprendedor de cuanta empresa tuvo al alcance de sus manos.

En el 2011 y con mucho esfuerzo construyó en el galpón familiar a soplete, cortafierro y autógena el Fiat 600 verde aceituna con el que debutó de manera modesta en la Promo. Le brindó pequeñas satisfacciones y con un nombre ya hecho en la categoria pudo comprar el Citroen que Juan Pablo Islas dejaba para debutar en la Monomarca.


Cultor de la amistad, era normal ver su box plagado de visitas, de algun amigo que se sumaba a meter mano en el auto o simplemente compartir una mateada al mediodía entre serie y final. Nombres como el Bocha Malisia, Martin Calamante, Miguel Ordoqui y tanta otra gente que lo conoció, el Gordo de Tandil les dejó un recuerdo imborrable.

De mi parte, solo resta despedirlo así...de esta manera humilde, tal como él era. Me llevo de Nacho los mejores recuerdos vividos, las charlas, las chanzas que me hacía porque allá en Tandil hay un almacén que llama con mi apellido y otras cositas más que atesoraré con inmenso cariño. Les dejo mis respetos y condolencias a sus familiares y amigos.

Quizás por eso, hoy sea un día más gris y triste.

Entradas populares

Buscar

Archivos