LALO RAMOS: "EN 2011 INSISTÍA QUE AL CIRCUITO DE BALCARCE LE FALTABA TRABAJO"

Retirado del TC, Eduardo Ramos fue uno de los integrantes de aquella comisión de seguridad que la ACTC formó a los pocos días de ocurrido el fatal accidente de Guido Falaschi. Consideró que la provincia presionó a la categoría para llevar adelante la fecha aún cuando el autódromo no estaba en condiciones.

Volvió Lalo. Aunque retirado del Turismo Carretera con 16 triunfos y un campeonato de TC, siempre estuvo vinculado en la órbita teceísta y conoce como pocos todo lo que pasa por allí. Por lo cual su opinión es para tener en cuenta.

En conversación con el medio colega Córdoba Competición, Eduardo Germán Ramos hizo un repaso de su actualidad como productor agropecuario en Mar del Plata, donde actualmente vive, su actividad en plena pandemia del COVID - 19 y por supuesto hizo hincapié en las intensas discusiones que tuvo con las autoridades de la ACTC, el accidente de Guido Falaschi y entre otros temas.

"En ese lamentable accidente yo era como los ojos de la ACTC en lo que eran los trabajos en el circuito porque se había hecho un trabajo muy muy grande en el circuito de Balcarce. Me había instalado prácticamente porque la empresa (Alpha Vial) se retrasaba. El gobernador de ese momento (Daniel) Scioli metía mucha presión para inaugurarlo, aparte la plata la había puesto la provincia. Diego esto porque yo fui llamado por la jueza a declarar porque toda la parte de los pianitos había estado yo trabajando en eso, diciéndole a la empresa que esto tiene que ser así y así y los probábamos". 

"La verdad es que si le hubiesen dado una semana más de tiempo quizás no hubiese sucedido así. Pero bueno, eso no se puede decir, ni siquiera que al circuito le faltaba trabajo. Pero las cosas pasan y cuando el diablo mete la cola se alinean los planetas para el mal, y yo me cansé de ver el accidente. Después fui llamado por la ACTC para ver todas las cámaras de adentro de los autos y nada, se alinearon los planetas lamentablemente para el mal."


Imagen ilustrativa de la salida de boxes para la vuelta previa previa de la final del TC Pista


A los tres días de acontecida la tragedia en el autódromo de Balcarce, la ACTC anunció la creación de una comisión de seguridad integrada por Lionel Ugalde, Rubén Daray y Lalo Ramos. El objetivo era revisar el estado de los circuitos en materia de seguridad e infraestructura de pista para analizar si el TC corría o no en tal escenario. Una comisión que en definitiva se diluyó sin siquiera comenzar…

"En esa comisión estaba con José Luis Di Palma y con Tito Urretaviscaya. Duró muy poco. La realidad es que....Lo voy a decir cruda y cruelmente porque así es como me sale y como soy yo para decir las cosas y que me costó muchas discusiones con (Oscar) Aventín y peleas fuertes: yo me sentí prácticamente usado. Como que vamos a poner un nombre que era una referencia para este tipo de cosas. Por ejemplo, si iba a poner un avión, que nos llevara, que íbamos a ver los circuitos. Después nosotros íbamos a hacer un checkout digamos del circuito con una lista de cosas y el circuito tenía que ponerse a trabajar en eso. 

"No nos cordinamos nunca para viajar juntos. Ubiqué tres circuitos, por llamarlos de alguna manera y es tácitamente eso: una auditoría, y en los tres circuitos se corrió sin lo que yo por ejemplo había auditado. 

Con respecto a lo sucedido en Balcarce, el colega indaga al campeón 1994 de Tc si vió algo similar de lo acontecido en el trazado de La Barrosa en otros circuitos. Lalo no dubita: Rafaela. El autódromo santafesino es un dibujo que impone respeto y con pasado de glorias y tragedías.

"Nadie se puede ofender porque nombre un circuito, pero lo voy a nombrar porque viene al caso. El circuito de Rafaela es un circuito que siempre le tuve muchísimo, pero muchísimo respeto. Circuito que nunca lo disfruté corriendo mira lo que te digo. Siempre ibas con la sensación de que se podía reventar la goma delantera derecha y ocurría mucho. Después se mejoró un poco la goma y ya disminuyó eso. Será porque me tocó vivir dos cosas muy fuertes que me tocó vivir a mí en forma directa como cuándos e mata Raúl Petrich y (Oscar) Lofeudo que era de Mar del Plata y que a veces viajaba conmigo a las carreras porque era el chasista y el acompañante y porque los dos únicos que ese día estábamos en pista eran él y yo. Lo veo al auto y paro. ¿Sabés lo que era ver a dos tipos sin cabeza y el chorro de sangre que caía bajo del auto?, pasaron cosas fuertes. Después veo el otro accidente también en Rafaela y ese día decidimos parar esa carrera, que no se corriera porque se había matado el chico de TC Pista ( Alberto Noya y su acompañante Gabriel Miller) porque la verdad no se podía. Con Aventín me costó una pelea tremenda, muy fuerte. La verdad que cuando fuimos a Rafaela, circuito que fui a auditarlo, le pedí a Oscar trabajar en las chicanas. Porque había una chicana que cuando vos pisabas la chicana el auto siempre se corría de cola y apuntaba el paredón, le pegabas de punta al paredón". 

Lo sucedido ese día con la carrera de TC Pista en Rafaela motivó que los pilotos de Tc se reunieran para debatir la desicion final. Ramos fue uno de los pocos que dió la cara ante los hinchas - Foto Revista Campeones, archivo HistoriaTC.com.ar

"No se cumplió nada. Fuimos a correr, llegué al circuito y en el chequeo, ya que esa era la obligación nuestra, y se corrió. De prepo pero se corrió. Yo digo: no se hizo nada. Me costó que el presidente del Auto Club (Club de Atlético de Rafaela) hasta casi me patoteara y me amenazara porque había que dar una muestra de escarmiento, que era lo que yo decía 'levantamos todo y nos vamos a la mierda. No se corre'. Después no fui más". 



Publicar un comentario

0 Comentarios