Pikes Peak 2020: Carrera hacia las nubes sí, pero sin espectadores


El organizador de la subida a Pikes Peak ha decidido que el evento siga adelante en 2020, aunque sea sin público.

Será el 30 de agosto. Ese día en el camino hacia la cumbre a 4.302 metros de altura, con 19,99 kilómetros de lengua de asfalto por delante, los pilotos tan solo podrán encontrarse con el apoyo de los voluntarios y los encargados de seguridad. La Subida Internacional a Pikes Peak de 2020 se disputará oficialmente sin público después de la decisión de los organizadores derivada a la actual situación provocada por el coronavirus.

Megan Leatham, directora ejecutiva de la subida de Pikes Peak, ha afirmado: "Por primera vez en nuestra historia, la subida de Pikes Peak se organizará sin sus aficionados a lo largo de la ruta. No hay nadie más decepcionado que nosotros. Nuestro personal y la junta directiva del evento han discutido y analizado los múltiples escenarios en los que la carrera se podía organizar. Con los mandatos a largo plazo emitidos por el gobierno para usar equipos de protección personal, asegurar la distancia social adecuada y limitar el tamaño de las reuniones grupales, creemos que es imposible albergar espectadores en la carrera del 30 de agosto".


Tampoco se podrá realizar la Fan Fest, algo similar a lo que ocurrirá con las 24 Horas de Le Mans y la Drivers Parade que suelen realizar con todos los participantes desfilando entre los aficionados. Será un año por tanto complicado, con los organizadores siendo conscientes de que en 2021 será también complicado recuperar la normalidad. Todo por tanto está buscando el tomar fuerza de cara a 2022, el año en el que se debería realizar la edición centenario.

Publicar un comentario

0 Comentarios