El recuerdo de aquella triste mañana de julio de 1995

El 17 de julio de 1995 fallecía Juan Manuel Fangio a los 84 años de una bronconeumonía, tras padecer diversos problemas de salud. Desde entonces, cada 17 de julio se celebra en su honor el Día Nacional del Automovilismo Deportivo.

Aquella mañana de lunes amaneció fresca, tirando a un día frio pero con el ténue calor que brindaba el sol de aquel invierno. En aquellos días de 1995, de campaña de relección del entonces presidente Carlos Menen, la rutina  se vio sacudida por la noticia del fallecimiento de Juan Manuel Fangio. La radio y más tarde los noticieros matutinos daban anuncio con la triste noticia, que se iba conociendo a cuenta gotas.

Oficialmente, Juan Manuel habia dejado terrenalmente este mundo a las cuatro de la mañana en la clínica Mater Dei de Capital Federal por una insuficiencia cardiorespiratoria. Unos días antes, Juan  fue diagnosticado con bronconeumonía. Lo cual derivó en una crisis respiratoria sufriendo una descompensación en su estado de salud.

En un encuentro con el escritor Ernesto Sábato. Nacieron el mismo día: 24 de junio de 1911

Las primeras exequias se realizaron en el Salón Blanco de la Casa Rosada. Escoltado por el Cuerpo de Granaderos, el féretro fue retirado para ser trasladado al Automovil Club Argentino, tras ser despedido por un beso en la frente por el Presidente Carlos Saúl Menen. El cortejo continuó el 18 de Julio cuando el cuerpo arribó temprano a la mañana en el Aero Club Balcarce para ser velado desde temprano en hall principal del Museo que lleva su nombre, y luego la sepultura en el panteón familiar, tal como había sido su pedido en vida.

Por supuesto, muchos de sus ex compañeros y ex contendientes de los diversos equipos con los que corrió viajaron de inmediato a la Argentina para darle el último adiós, como los britanicos Stirling Moss y Jackie Stewart y el presidente de Mercedes-Benz, Axel Arent, entre otros.

"Nunca podré olvidarlo. Balcarce es una ciudad pequeña, un pueblo, y en aquella típica plaza argentina con árboles para resguardarse del sol, había 10 mil personas de pie, afuera, y llevamos a Fangio el presidente de Mercedes Benz, Stirling Moss, yo, Carlos Reutemann, González... Todos llevamos a Juan hasta su última morada. Primero desde su museo hasta su casa y luego manejando hasta el cementerio. Y había un completo silencio. Y, de repente... alguien empezó a aplaudir y todo el pueblo explotó en aplausos. Increíble. Por el amor que todos sentían por Fangio. Fue una gran emoción", recordó Jackie Stewart en el documental "Fangio, el hombre que domaba las máquinas"

Uno de los momentos más emotivos del cortejo fúnebre fue cuando la caravana fúnebre se detuvo frente al Patronato de la Infancia de Balcarce. Allí lo esperaban cientos de niños llorando, con flores y una de las maestras leyó una carta de despedida . Tal gesto fue porque Fangio había donado toda su jubilación a ese instituto de su pueblo.


Hubo infinitas crónicas de la epoca. Miles de palabras que rememoran al quíntuple y recuerdos quizás que afloran cada 17 de julio o 24 de junio, su natalicio. Es probable que las que el periodista Alfredo Parga escribió para la edición 1511 de la revista Corsa mantengan la frescura del primer día, hace 25 años apenas:

EL CRESPÓN SE HIZO LUZ. POR ALFREDO PARGA
El hombre que había mirado tantas veces de cerca a la muerte, cerró esta vez sus ojos para encontrarse con la señora a la que siempre había desdeñado a su modo. Sin orgullo ni soberbia. Desairándola con su capacidad y valor en las pistas. Por el trabajo rutinario y permanente que con su esfuerzo de cada día lo hizo util para una sociedad que lo distinguió siempre.

Cerró sus ojos. Y seguramente son ahora los ojos asombrados del mundo los que se abren de par en par, para poder abarcar la imagen de este gigante de la humildad, respetado en todo el mundo. Venerado en cualquier parte. Idolatrado siempre.

El crespón se hizo luz. Hasta los motores -que tienen vida- se rompen. Juan Manuel, entero, íntegro, está en una dimensión más pura. La del respetuoso recuerdo. La de la memoria fiel. La del agradecimiento de las gentes simples que no lo lloran. Es que la gente que lo mantienen vivo en su cabeza, transmitiendolo como una leyenda eterna.

El crespón se hizo luz...



Publicar un comentario

0 Comentarios