EL DÍA DEL TORO Y EL CHUECO

Por esas cosas del destino, una mala jugarreta de la vida quizas, el 22 de noviembre es una fecha marcada a fuego: Coinciden los aniversarios de la fundación del Museo Fangio y la trágica muerte de Roberto Mouras.

Lo curioso, escribió Javier Delle Rosse, es que justamente en ese 22 de noviembre de 1992 llegaba de manera silenciosa la Chevy (ese año estrenó auto nuevo)que Roberto Mouras cedía al Museo para luego a principios de Marzo del 93 hacer la presentación formal con el Toro Mouras presente.

 El auto estuvo unos años más hasta que Inés Serrani,la madre de Roberto, lo pidió para que pase a integrar al Museo que se estaba formando en homenaje al Toro en Carlos Casares. A cambio entregar otro Chevrolet armado por Jorge Pederzoli con elementos originales de competición (butacas, pedalera, volante, componentes del motor y accesorios – menos el casco-) y retirar el original, lo cual la Fundación aceptó sin ningun impedimiento. Como agradecimiento, la mamá donó 4 trofeos que se exhiben actuAlmente junto con ese mismo auto.

En el presente, el Chevy se encuentra en la bandeja 6 denominada 'Nuevos Campeones' y está con otro auto campeón contemporáneo como es el Ford de TC de Oscar Aventín. 

Casualmente el auto rival el cual Roberto Mouras peleó hasta lo último ese campeonato '92 de Turismo Carretera. Ironías del destino...

Publicar un comentario

0 Comentarios