miércoles, 17 de febrero de 2010

¿Corre?

Una bomba atómica explotó ayer en el entorno de José María López. Desde Estados Unidos llegó la noticia de que el equipo US F1 no sólo no correrá las tres primeras carreras del año, sino que no se sabe si podrá tomar parte de la temporada 2010 de la Fórmula Uno.

Peter Windsor, el director deportivo de la escudería, reunido en la sede de Charlotte con el empresario Felipe McGough y con José López (padre), admitió que no llegará a construir los autos del US F1 en los plazos convenidos y que, con lágrimas en los ojos, no sabe qué hará con su proyecto. Desde Alemania, la publicación Motorsport había lanzado otra noticia preocupante para el futuro de la escudería: el principal inversor del US F1, Chad Hurley (cofundador del sitio www.youtube.com) habría abandonado el emprendimiento automovilístico y negocia sus dólares con otro equipo: el Campos Meta español.

Cansado de la falta de avances en la construcción de los autos del US F1, Hurley habría dejado el team estadounidense y se contactó con el español, que tiene listos sus autos Dallara pero que necesitaba financiación urgente para que los italianos le entreguen los bólidos. Tan poco era el dinero que llegaba al US F1 que Cosworth no le había enviado los motores y se trabajaba en una “imitación” del impulsor.

Ayer, una alta fuente del Campos le dijo a la página web TheF1 que anunciarán el nombre del nuevo inversor en las próximas horas. ¿You Tube?

Al más alto nivel

De confirmarse oficialmente, el renunciamiento de Windsor rozará el más alto nivel político porque fue él quien se sacó la foto con la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, y con “Pechito” el día del acuerdo para que el cordobés sea piloto F1. Pero sobre todo, porque Argentina acordó desembolsar –vía Automóvil Club Argentino– dos millones de dólares, de los cuales, 830 mil ya fueron depositados en una cuenta bancaria de Estados Unidos.

Si el US F1 se cae definitivamente, su lugar sería ocupado por un equipo que, de la mano de Bernie Ecclestone, pugna por entrar a la Máxima: el Stefan GP, del multimillonario serbio Zoran Stefanovic.

Vistas en perspectiva, las palabras de Ecclestone fueron proféticas. Desde hace semanas repite que no estaba seguro de que el US F1 y el Campos tomarían parte de la F1. Sobre los dichos del “jefe” de la F1 siempre se afirmó que eran parte de una jugada de presión para que se cayera el más débil (¿el US F1?) y así, lograr que el Stefan GP ingresara a la grilla como el 13º participante.

Se sabe que Stefanovic –amigo de Ecclestone– compró en 2009 lo que era el equipo Toyota, tiene dos autos listos y hasta fichó a un piloto, el japonés Kazuki Nakajima (que puso dinero para el desarrollo de la escudería). Incluso, el pasado 2 de febrero, fuentes del Stefan GP anunciaron el envío de un contenedor de 12 metros a Bahrein provisto de repuestos y material mecánico con la intención de estar en la grilla de largada en la primera carrera de la temporada 2010, el 14 de marzo.

Silencio de radio

Ayer, los más cercanos a “Pechito” se abstuvieron de hacer declaraciones oficiales. “Por ahora estamos igual, aunque hemos pedido informes al equipo US F1 para saber en qué están. Y sabemos que están muy complicados”, dijo una fuente del entorno.

Aunque se mostraron pesimistas sobre el futuro del US F1, abrieron una luz de esperanzas para “Pechito”, quien está en Europa luego de su preparación en Austria. Tanto el Campos Meta (o como se llame en los próximos días) como el Stefan GP tienen sólo un piloto confirmado y deben abrochar el segundo para salir a correr.

En España, hace rato se sabe que el brasileño Bruno Senna será de la partida, mientras que el para el serbio correría el mencionado Nakajima. “Quizá esto sea para bien y ‘Pechito’ termine corriendo en un auto mejor que el US F1”, le dijo la misma fuente a Mundo D.
Para eso, McGough y López (padre) viajaron ayer desde Charlotte hacia Europa. La intención es reunirse en forma urgente con Ecclestone y negociar la entrada de “Pechito” en una de las dos escuderías. Por los trascendidos sobre el tono de la reunión con Windsor será difícil que vuelvan a hacer negocios.

Ahora, apuestan a que Bernie les haga un guiño. Se sabe que quiere a López en la temporada y que está dispuesto a manejar la situación. McGough ha trabajado con Ecclestone y será el encargado de la negociación en los próximos días.

Mundo D trató de contactarse anoche con dirigentes del Automóvil Club Argentino, para conocer su posición sobre la cuestión, pero la búsqueda fue infructuosa.

En los próximos días, habrá que ver qué pasa con los ocho millones de dólares que el US F1 había pedido para que López sea piloto, tanto del Estado como de los auspiciantes privados. La renegociación en Europa abre nuevos interrogantes, y el sueño de “Pechito” ya no parece tan plácido.

Fuente: La Voz del Interior

Entradas populares

Buscar

Archivos