martes, 30 de marzo de 2010

Jenson Button mostró la chapa de campeón en Australia

El británico Jenson Button (Mclaren-Mercedes) venció ayer por segundo año consecutivo en el Gran Premio de Australia, al término de una carrera en la que Fernando Alonso (Ferrari) tuvo que remontar desde el último al cuarto puesto para salvar el liderato del mundial de pilotos.

Sebastian Vettel, del equipo Red Bull, comenzó desde la pole y encabezó en las primeras 25 vueltas antes de salirse de la pista hacia la grava. Vettel terminó de esta forma su carrera pues pensó que se tenía una falla en los frenos.

Button, actual campeón del mundo, fue el más listo en una carrera loca desde el principio. Su arriesgada apuesta al entrar a cambiar los neumáticos de intermedios a seco antes que sus rivales se demostró acertada al final.

Su compañero de equipo en McLaren, Lewis Hamilton, tuvo que conformarse con la sexta plaza después de que Webber le tocara por detrás justo cuando más presionaba por adelantar a Alonso, a apenas dos vueltas para el final.

El alemán Nico Rosberg aprovechó el toque entre el australiano y el británico para meterse en la quinta plaza. Hamilton pudo volver rápido a pista y pudo sumar ocho puntos, pero Webber decepcionó de nuevo en su Gran Premio de casa y tras cambiar el alerón delantero entró noveno.

La carrera se desorganizó desde el principio. Justo antes de empezar se puso a llover sobre Albert Park y todos los pilotos optaron por gomas intermedias.

Alonso sufrió justo en una de sus especialidades, la salida. Un trompo en la primera curva, fruto de un toque por detrás de Button, y un choque con el Mercedes de Michael Schumacher lo relegaron de la tercera a la última posición.

El alemán, que acabó décimo, tuvo que entrar en boxes tras la primera vuelta dañado por el choque con el español para cambiar un alerón. Cuando volvió a la pista, el coche de seguridad marcaba el ritmo, pues el violento accidente entre el alemán Nico Hülkenberg y el japonés Kamui Kobayashi había dejado el asfalto lleno de piezas.

La carrera se relanzó en la cuarta vuelta. Vettel, que partía desde la “pole position”, mandaba por delante de Massa y Webber. Red Bull parecía en posición de hacer valer la velocidad de su coche, la mayor de la parrilla, pero Vettel, actual subcampeón, perdió el control de su coche en el giro 26, tras un fallo en los frenos, y quedó bloqueado en la gravilla.

Mientras tanto, Alonso iba remontando posiciones hasta ubicarse justo por detrás de su compañero de equipo en Ferrari, Massa. El español se conformó con sostener la posición y aguantar los ataques de Hamilton, al que considera uno de sus principales rivales por el título junto a Vettel.

No me importa tanto terminar por detrás de Button o Kubica. Vettel y Hamilton son los rivales por el Mundial, y con ellos hemos ampliado la ventaja”, dijo el bicampeón mundial. “Salí realmente mal. No sabía si el coche estaba dañado, así que me decía que iba a ser difícil puntuar y luego mira qué alegría”.

Alonso, que ganó la primera carrera en Bahréin hace dos semanas, defendió su primer puesto en la clasificación, donde manda con 37 puntos. Massa es segundo con 33 y Button tercero con 31.


LA PALABRA DE LOS PROTAGONISTAS:
Jenson Button:Me empiezo a sentir más seguro y espero poder continuar así para la próxima competencia”.
Sebastián Vettel: “Me enfurece no obtener el triunfo, pero todavía hay mucho por recorrer en este campeonato”.

Entradas populares

Buscar

Archivos