martes, 9 de noviembre de 2010

HOMENAJE A LOS HERMANOS SATRIANO

A 10 años de la consagración de Emilio Satriano con el campeonato de TC de 1990, el ex corredor devenido en preparador fueron homenakeados junto con su hermano Pablo en una cena realizada por el Auto Club de Chivilcoy a la que acudieron 700 personas.

(LA RAZÓN DE CHIVILCOY) Fue una noche emotiva,cargada de recuerdos que aún perduran en la memoría de tantos y tantos que vivieron aquel glorioso año 1990 del TC, cuando Emilio Pablo y un grupo de históricos chivilcoyanos se adueñaban de la gloria.
Los directivos del Auto Club Chivilcoy sabían que una asignatura pendiente era motivo de tema en las reuniones de comisión, trabajar para el homenaje a los hermanos Satriano, por aquel campeonato que llevó a Emilio a ser el número '1' del país y además ídolo indiscutido de la categoría más popular del automovilismo vernáculo. Y esa idea se hizo realidad en la noche del sábado en el Club de La Rica.

Más de 600 personas participaron del festejo. Allí estaba, dominando la entrada, recibiendo a los invitados, la cupé Chevy, la misma con la que se logró el titulo. Impecable, majestuosa, adorada hasta las lágrimas cuando Emilio la puso en marcha: 'Está exactamente igual, hasta con el motor y todo', dijo Pablo observando esa máquina infernal que metía miedo a los rivales de la época.

El auto está en Olavarría tal cual la compró el 'Nuchi' Spinella después del campeonato. Y es probable que termime en el museo Juan Manuel Fangio de Balcarce. En las mesas se podía ver a Jhonny de Benedictis, a 'Tito' Urretavizcaya, a 'Tony' Aventín, 'Juancho' Ayarza Garré, 'Paco' Bustos, Esteban Mancuso y Sebastián Porto, por citar a algunos de los pilotos presentes.

Reconocidos periodistas como Carlos Alberto Legnani y Daniel Bosco de Campeones, el ' hombre del avión' Alberto Gagliardi, Osvaldo Taraffa de Capital, Alberto Hassan y Mauro de Mercedes, directivos de la ACTC, la presencia del intendente local Anibal Pitelli, parte de la histórica hinchada de Chevrolet que ocupa la tribuna 15 del autódromo porteño, gente de distintas partes del país que construyó el marco adecuado para una noche mágica.

Ya en el escenario la noche se volvió homenaje. Reconocimientos a Emilio y Pablo para la histórica cena. El Auto Moto Club Junín llegó con una plaqueta, luego Eduardo Vliglietti y su Escuela de Karting, más tarde los hermanos Cagnone, representando a Talleres Carmona, una empresa muy ligada a los hermanos de Chivilcoy en el TC, la gente del Club de Chevrolet a nivel nacional subió para entregarle un recuerdo, la Municipalidad de nuestra ciudad se sumó con dos plaquetas, que el intendente Pitelli quiso compartir con Jorge Juancorena, invitándolo al escenario, ya que fue en su mandato cuando Emilio logró el título.

La ACTC, representada por Héctor 'Laucha' Ríos y Antonio Aventín, le obsequió a Emilio un valioso reloj Tag Heuer, campeones se sumó con una plaqueta y una vez en el escenario Carlos Legnani dejó caer la idea de establecer que una calle o una avenida de nuestra ciudad lleve el nombre de Satriano. Se aceptó y se propuso juntar firmas para que sea realidad.

El Auto Club, materializador de la noche entregó dos plaquetas y Héctor Pretruchelli, el 'hombre de la bandera de cuadros del TC', le obsequió la bandera firmada por los pilotos presentes y cuando la nostalgias y la emoción llegabaa a su punto más alto, se escuchó la palabra de Pablo y Emilio Satriano, enmarcada por la batucada de la '15' que desde el fondo se hací a escuchar con sus tambores y redoblantes.

Héctor Pedro Denezio, locutor de la fiesta, leyó sendos mensajes de salutación .Uno del ministro del interior Florencio Randazzo y el otro del Dr. Ariel Franetovich, Ministro de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires. Cerró la noche el grupo Canay, folclore de excelencia que vino de Junín, aplaudido por todos.

Entradas populares

Buscar

Archivos